Foto: AP
El Universal
El mediocampista de la selección mexicana reconoce la mancuerna entre Javier Aguirre y su auxiliar; destaca el trabajo psicológico de 'El Vasco'
JOHANNESBURGO.- El mediocampista de la selección mexicana, Rafael Márquez, elogió el intelecto detrás de "El Vasco", el de Carrillo, quien se ha convertido en un especialista de la táctica del juego en todos los sentidos. El auxiliar de Aguirre es el cerebro detrás de todos los planteamientos que realiza el conjunto nacional y los jugadores aprecian el esfuerzo que hace.

"Tenemos un grupo de trabajo muy completo con Mario Carrillo y él [Javier]. Quizá Mario pone más lo táctico y Javier pone su táctico, pero también lo sicológico, en lo que es bastante bueno", agregó.

El capitán reconoció que el trabajo combinado de éstos es lo que ha encaminado al equipo a encontrar una identidad sobre el terreno de juego, lo que los jugadores valoran al momento de las prácticas y las charlas previas a los partidos. En el renglón de las virtudes, que el equipo mexicano necesita explotar para lograr el histórico pase a los cuartos de final de la justa mundialista, es la dupla de Javier Aguirre y Mario Carrillo en la dirección técnica.

Márquez tiene buenas razones para ponerse intenso al hablar de lo que será el duelo de octavos de final ante Argentina. El mediocampista fue el autor del tanto con el que México puso contra la pared a los albicelestes en el duelo por la misma ronda del Mundial de Alemania 2006, en el que el Tri quedó eliminado. El aroma a revancha está en el aire y el capitán quiere un final diferente ahora en Sudáfrica.

El michoacano recuerda ese partido en Leipzig como el mejor partido que jugó esa Selección, la de Ricardo La Volpe. El calificativo se extendió hasta ponerlo como el más grande partido del Tri en la historia de los mundiales, a pesar de la eliminación.

"Fue un partido muy especial, en el que se jugó muy bien. Desafortunadamente no se logró avanzar. Pero ésta es otra historia, es otra Selección, que tiene ese recuerdo, pero que espero podamos cambiarlo en favor nuestro ahora", dijo El Káiser.

Sin mayor trauma de lo ocurrido ante Uruguay, más que la lección de lo que deben evitar ante los argentinos, Márquez señaló que hay un factor en favor del Tri para el duelo del domingo en el Soccer City. El mediocampista aseguró que "cuando enfrentamos a los `grandes', el equipo cambia quizá su mentalidad. Eso nos fortalece más".

Además de aprovechar el ingenio de la mancuerna Aguirre-Carrillo, el mediocampista señaló que tendrán que dejar escapar toda la capacidad futbolística con la que cuenta el equipo. Reconoció que el cuadro de Diego Maradona es, dentro de los contendientes en la Copa del Mundo, el que ha mantenido mayor constancia en todos los partidos de la fase de grupos.

"Argentina es un buen equipo, con grandes figuras, con una delantera letal, pero nosotros también tenemos nuestro talento y hay que aprovechar lo que tenemos, jugar de tú a tú, sin ninguna duda".

Entre esos elementos ofensivos de los que hizo mención se encuentra su compañero enel Barcelona, Lionel Messi, a quien define así: "Es ambicioso y va ir con todo, igual que nosotros". Pero Rafa Márquez deja de lado los duelos personales, con Messi o con cualquier otro delantero de la albiceleste, el michoacano ha centrado su atención en darle a México el poderío necesario para romper con una mala tradición, la de caer ante Argentina en fases decisivas, como esos octavos de final en Alemania 2006 ó las semifinales de la Copa América de Venezuela 2007, ambas de no muy gratos recuerdos para el país mexicano.

"Estoy contento por lo que vivo de manera personal, pero lo que más me importa en estos momentos es tratar de hacer un buen Mundial para México, quiero hacer historia... conseguir el mejor puesto [de  las Copas del Mundo] como equipo".