Asegura el científico David Levy que la humanidad asistirá a matrimonios entre robots y humanos en el año 2050
El actor Harrison Ford no pudo resistirse a los encantos de la bella Rachael en "Blade Runner". Ella era una replicante, un robot Nexus 6, al que debía dar muerte. Era físicamente perfecta y acabó por enamorarse de ella.

Su aspecto era humano, tenía sentimientos, y le amaba, al igual que él a ella. Se trataba de un amor imposible, pero perfectamente admisible para una película de ciencia ficción. Era un amor de película, pura imaginación.

Hasta el momento este tipo de romances se ha visto relegado al séptimo arte, a la invención de directores y guionistas. Sin embargo, las posibilidades de la ciencia han demostrado ser muchas.

Hechos e inventos que hace años parecían impensables han pasado a formar parte de la vida cotidiana: computadoras (ordenadores), portátiles, celulares (teléfonos móviles). incluso robots-mascota con forma de perro.

Las fronteras entre realidad y ficción se desvanecen poco a poco, y los constantes avances científicos hacen pensar que los romances entre robots y humanos están cada vez más cerca, al menos para la comunidad científica.

Tanto es así que el científico británico David Levy, especialista en inteligencia artificial de la Universidad de Maastricht (Holanda), ha afirmado que los matrimonios entre robots y humanos serán posibles en unas tan sólo unas décadas.

Según Levy, la humanidad asistirá dentro de poco a la llegada de androides idénticos a los humanos, capaces de moverse, hablar e incluso excitarse, y esto hará que muchas personas lleguen a enamorarse de ellos y ¿por qué no a casarse? .

"Hace cien años, los matrimonios entre personas de razas diferentes o del mismo sexo estaban prohibidos en Estados Unidos. Desde hace cincuenta años los matrimonios interraciales son legales y las uniones homosexuales también han sido permitidas en algunos estados", comentó el investigador en una entrevista a la revista "Live Science".

CUANDO Y DONDE.

"La cuestión no es si sucederá o no, sino cuándo ocurrirá", se preguntó el investigador, que ha puesto fecha y lugar al acto.

David Levy prevé matrimonios entre robots y humanos para el año 2050, y se ha atrevido incluso a decir cuál será el primer sitio en el que se celebrarán este tipo de uniones.

El estado de Massachussets, en Estados Unidos, será, según él, el lugar escogido pues cuenta con un sistema de leyes muy liberal y centros de investigación tecnológica de gran importancia como el Massachussetts Institute of Technology (MIT).

"Al principio puede resultar extraño", comentó el también fundador de la compañía Intelligent Toys Ltd. Pero Levy cree que la raza humana es impredecible y que, aunque la mayoría de personas optarán por seguir teniendo como pareja a un humano, habrá algunas personas que por distintas circunstancias (bien porque son extremadamente tímidas, tienen problemas psicológicos, caracteres difíciles o físicos poco atrayentes) decidirán pasar el resto de sus vidas junto a un androide.

Además, el científico británico cree que las revistas se harán eco de ello y que con el tiempo algunas personas se animarán a probarlo: "Cuando la gente lea un artículo del tipo "Tuve sexo con un robot y fue fantástico" en una revista del tipo Cosmopolitan mucha gente se lanzará a experimentarlo".

SEXO CON ROBOTS.

El fundador de la Red Europea de Investigación Robótica, Henrik Christensen, ya predijo en 2006 que la gente tendría relaciones sexuales con robots en un plazo de cinco años.

Por el momento algunas empresas han comenzado a ofrecer sexo con muñecas realistas y Levy cree que dentro de poco se podrán mantener también relaciones sexuales con androides añadiéndoles algunos efectos como vibración o sonido.

El científico británico cree que las personas se podrán enamorar de las máquinas porque los robots podrán ser programados para compartir los mismos gustos e inquietudes y amar a las personas que los desean.

Además, Levy cree que los robots podrán reducir la prostitución o los casos de violaciones o pedofilia y podrán ser una solución para aquellas mujeres a las que no les apetezca hacer el amor con sus maridos (aunque esto también podrá suscitar algunos recelos).

Todavía queda mucho por investigar y demasiadas preguntas en el aire. "Si permitimos que los robots formen parte de nuestra vida diaria y unan lazos con nosotros, deberemos preguntarnos qué va a suceder con nuestro modelo de sociedad. ¿Cómo van a cambiar a la humanidad y a la civilización?", ha comentado al respecto el científico Ronald Arkin, del Georgia Institute of Technology en Atlanta (Estados Unidos). De momento sólo algunas películas de ciencia ficción se han atrevido a predecirlo.