La Habana, Cuba.- El líder cubano, Fidel Castro, acusó este domingo al presidente de Estados Unidos, George W. Bush, de estar "obsesionado" con Cuba y le exigió "cesar" las agresiones, al responder en un comunicado al anuncio de nuevas medidas de la Casa Blanca contra La Habana.
"Bush está obsesionado con Cuba", subrayó en el documento leído en la televisión por la presidenta del colegio electoral donde debía votar, luego de que se informó que Fidel emitió el sufragio desde el sitio secreto donde convalece de su enfermedad.

Castro dijo haber recibido noticias de que un portavoz de la Casa Blanca anunció que Bush presentará "iniciativas para el 'período de transición ya iniciado'". "Otro portavoz del Departamento de Estado ratificó después lo mismo, reiterando el tono exigente y amenazante de Bush", añadió.

"Señor Bush: Su bloqueo genocida, su apoyo al terrorismo, su Ley asesina de Ajuste Cubano -migratoria-, su política de pies secos y pies mojados (...) deben cesar", subrayó el gobernante cubano, tras señalar que "la soberanía no se negocia".

Respaldando afirmaciones del jefe del Parlamento, Ricardo Alarcón, Castro dijo que tras las "intenciones" de Bush, "vendrían los pelotones de fusilamiento de la mafia cubano-americana (anticastrista) con permiso para matar a todo el que huela a militante consecuente del Partido, la juventud y las organizaciones de masas".

Asimismo exigió a Bush que ponga fin a "las torturas bochornosas" en la base naval estadounidense de Guantánamo -este de Cuba-, que "no ataque a otros" y "no amenace a la humanidad con una guerra nuclear", porque "los pueblos se defenderán y en esa hoguera perecerían todos".

"Nunca nos intimidaron sus amenazas de atacar preventiva y sorpresivamente a sesenta o más oscuros rincones del mundo. Ha podido ya apreciar sus frutos en un solo país: Irak", subrayó Castro, alejado del poder desde hace 15 meses por una grave enfermedad.

Alarcón también reaccionó este domingo al anuncio de las medidas de la Casa Blanca, al señalar que serán "más de lo mismo". "Por suerte, no hay Bush que dure 100 años ni mundo que lo resista", dijo tras emitir su voto.

"El presidente Bush ha anunciado para el miércoles nuevas sanciones contra Cuba: se estrellarán los planes, las maquinaciones, los intentos de rendir por hambre y enfermedades a nuestro pueblo", dijo por su parte también el canciller cubano Felipe Pérez Roque.

Las últimas medidas sobre Cuba anunciadas por Bush fueron en julio de 2006, el segundo informe del Plan para una Cuba Libre, a fin de acelerar una transición política en la isla.