Foto: Agencia
Kansas City venció contra todos los pronósticos y de manera dramática en tiempo extra a Pittsburgh para dejar atrás la poca honrosa marca de 10 derrotas seguidas en casa
Ryan Succop convirtió un gol de campo de 22 yardas cuando restaban 8:28 minutos de la prórroga y, contra todos los pronósticos, los Jefes de Kansas City coronaron una remontada para vencer el domingo 27 a los Acereros de Pittsburgh.

Los Jefes dejaron atrás la peor racha en la historia del equipo, de 10 derrotas consecutivas en casa.

Los Acereros, con Charlie Batch en reemplazo del golpeado Ben Roethlisberger durante la prórroga, tuvieron que despejar tras su primera ofensiva del alargue, y los Jefes estaban en tercera oportunidad cuando Matt Cassel conectó un pase con Chris Chambers, quien se escapó 61 yardas antes de ser sacado del terreno en la 4.

Succop entró al terreno y dio la victoria a Kansas City.

En el tiempo regular, los Acereros tuvieron el balón 19 minutos más que los Jefes (3-7) y los superaron en yardas por 4636. Los Jefes siguieron en la pelea con una devolución de 97 yardas hasta la zona prometida, tras un despeje, y una interceptación a la que siguió una devolución de 94 yardas.