El Universal
El presidente del organismo, Emilio Alvarez Icaza, lamentó el maltrato al que eran sometidos dos pequeños niños, de 4 y 6 años, por parte de sus tíos, en Tlalpan
El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), Emilio Alvarez Icaza, calificó de indignante el maltrato al que eran sometidos dos pequeños niños, de 4 y 6 años, por parte de sus tíos.

La situación de maltrato en la que fueron hallados, en una casa ubicada en la Delegación Tlalpan, debe ser un "poderoso" llamado de atención para padres y madres de familia, no sólo de la ciudad de México, sino de todo el país.

"Está estrictamente prohibido educar con golpes", dijo.

Los niños y niñas deben ser tratados con respeto y salvaguardando su integridad conforme lo establece la Convención sobre los Derechos de la Niñez.

"No podemos argumentar, bajo ninguna circunstancia, que sea la indisciplina, la desobediencia o la falta de atención, el motivo para golpearlos o quemarlos".

Subrayó que todas y todos, no sólo la comunidad o los vecinos, debemos denunciar estos indignantes hechos de violencia contra menores, ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF).

A dicha petición se sumó el subprocurador de Averiguaciones Previas Desconcentradas, Luis Genaro Vázquez, quien dijo que gracias a una denuncia fue que los niños fueron rescatados.

Al momento, los cuatro detenidos por este caso, Lorenza Sánchez Maximino, Edith Sánchez Maximino, Jazmín Hernández Sánchez y Antonio Pérez Madrid, se encuentran en la Fiscalía de Asuntos del Menor e Incapaz, donde se determina qué otros delitos se les puede fincar además de lesiones y violencia intrafamiliar u omisión por permitir el maltrato.