LA JORNADA
Jerusalén, Israel.- Israel celebraba este jueves su 60 aniversario con parrilladas y exhibiciones militares, pero la fiesta se vio ensombrecida por una investigación que podría desbancar al primer ministro y afectar los esfuerzos para lograr una paz que el país nunca conoció.
Banderas con la estrella de David azul sobre un fondo blanco ondeaban en autos, tejados y balcones, mientras aviones de combate dibujaban en el cielo un "60" con sus rastros de humo.

Además, paracaidistas cayeron sobre el mar cerca de Tel Aviv y un concurso televisado para jóvenes sobre la Biblia resaltó el lugar que tiene la fe judía en un Estado fundado principalmente por sionistas seculares.

Por otra parte, la Autoridad Nacional Palestina convocó este jueves a una huelga de una hora a las 12:00 horas con motivo de las celebraciones del 60 aniversario de la fundación del Estado de Israel.

Además de esta protesta, los palestinos realizaron una marcha solemne en Belén para recordar el "nakba", o catástrofe, de la creación del Estado judío, cuando aproximadamente 700 mil personas, la mitad de la población árabe de Palestina, huyeron o fueron desplazadas. Sobre los tejados ondearon banderas palestinas y se colgarán crespones negros.

Los palestinos califican la fundación del Estado de Israel de "Nakba" (catástrofe). Los canales de televisión árabes recuerdan desde hace días la huida y el desplazamiento de palestinos en 1948.

"Me lastima terriblemente ver a Israel celebrando debido a nuestro sufrimiento, a nuestra expulsión y la pérdida de nuestra tierra", dijo Monther Amireh, mientras aviones israelíes daban vueltas por encima de su cabeza.

La guerra o la amenaza de ella nubla cada día para los israelíes desde que David Ben-Gurion declaró su Estado en 1948, que estaba destinado a ser un refugio para los sobrevivientes del Holocausto nazi.

El jueves, las familias se reunieron para resaltar lo positivo del país y el orgullo nacional. "Es un día emotivo", dijo Tzviya Gilboa, de 57 años, entre vastas multitudes en las playas soleadas de Tel Aviv. "Cualquier cosa que esté conectada con Israel es excitante para mí", agregó.

En Jerusalén, Keren Yohanan, de 35 años, asistió a una parrillada en la casa de su primo. "Estoy feliz de que Israel cumpla 60", expresó. "Hay excitación pero simplemente estoy feliz por lo que tenemos en Israel", añadió.

Fuegos artificiales, espectáculos de luces y fanfarrias militares lanzaron el miércoles las celebraciones, y el primer ministro Ehud Olmert, quien está buscando un acuerdo para un Estado palestino junto a Israel, dijo que su país ansía un final del conflicto de décadas de antigüedad.

"En el año 60 del Estado de Israel, podemos decir que Dios ha cumplido su promesa", indicó Olmert el jueves, horas antes de que la policía diga que esperaba suavizar las restricciones para informar detalles sobre la investigación a sus asuntos.

"Nosotros, los descendientes de Abraham, heredamos la tierra, la hemos ocupado, hicimos florecer el desierto, lo hemos construido y hecho glorioso", relató. "El espíritu de sacrificio aún late dentro nuestro y aún está tristemente poniéndonos pruebas que son difíciles de sobrellevar", agregó.

El aliado más importante de Israel y el principal patrocinador de las conversaciones de paz lanzadas hace seis meses, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, visitará la zona la próxima semana. También lo harán importantes ejecutivos de Google y Yahoo, testimonio del éxito del Estado judío como centro tecnológico.

La seguridad era intensa por temor a ataques, y la policía armada custodiaba los festejos en las playas. También se reforzaron las medidas para detener el ingreso de palestinos a Israel desde Gaza y Cisjordania.