LA JORNADA
México, D.F. .- Para celebrar los 48 años del teatro Julio Prieto, antes Xola, el realizador y director escénico Gabriel Retes repondrá la obra Trainspotting: la vida en el abismo.
La puesta en escena está basada en la novela de Irving Welsh, la cual fue adaptada al teatro por Harry Gibson y llevada al cine en 1996 por Danny Boyle, con guión de John Hodge, filme que se convirtió en referente y cinta de culto al narrar la historia de una pandilla de jóvenes adictos a la heroína y la sicosis que padecen, de cuyos excesos no desean alejarse.

Cabe recordar que Retes ya ha puesto en escena esta obra en dos ocasiones. La primera hace casi 10 años, en el Salón México, con Gabriela Roel, Jana Raluy, Demián Bichir, Roberto Sosa y Jesús Ochoa. Posteriormente la volvió a montar en el Foro Bar Ideal, con otro grupo de actores.

Saldar pendientes

Esta ocasión servirá para saldar algunos pendientes de aquellos montajes. Uno de ellos, explicó el realizador, es poner la obra en un teatro, "digamos convencional, a la italiana". Otro es que los actores de la primera puesta, estaban en el filo de la edad que requerían los personajes. En esta puesta, todos los actores están en la edad descrita por el texto.

Las veces anteriores "estaba la copa de por medio, había otro tipo de ruidos. Creo que aquí habrá cierta concentración en lo que es la historia y el trabajo actoral".

La obra, continuó el cineasta, "tiene una vigencia aún mayor que cuando se estrenó en el país.

"Debido a la violencia del narcotráfico vivimos una situación muy grave. Todos los días amanecemos con noticias relacionadas con el narco, pero rara vez se habla de los que realmente son los afectados: los jóvenes y sus familias. Y Trainspotting es una obra que aseguro que quien la vea no le va a entrar a las drogas."

Es una obra, añadió Retes, "nada moralista. Lo que expone es una cruda realidad, transportada a la ciudad de México, marcada por el humor negro".

Junto con Trainspotting se estrena la obra La lámpara verde, escrita y dirigida por Juan Claudio Retes, hijo de Gabriel y nieto de Ignacio Retes (1918-2004), quien inauguró el teatro Xola el 19 de mayo de 1960 dirigiendo la obra Marco Polo, de Eugene O'Neill. Así la dinastía Retes celebra los 48 años de lo que es hoy el teatro Julio Prieto.

Con las actuaciones de Rodrigo Vázquez, Alexandra de la Mora y Gonzalo García, La lámpara verde (cuyo estreno se realizará el 26 de mayo a las 20:30 horas) aborda con humor la relación de una pareja contemporánea "devorada por la cotidianidad, instalada en el mundo de la competencia encarnizada, las aspiraciones pequeñoburguesas y las pretensiones intelectuales".

Ella tiene 28 o 30 años, él ronda los 40. "Los dos se aman profundamente, tienen sexo maravilloso y saben divertirse, pero sus diferencias, aunque nimias, resultan irreconciliables".

Desdoblamiento en escena

La historia se desarrolla "en dos planos de representación", apuntó Juan Claudio Retes.

"No se trata de teatro dentro del teatro (metateatralidad), sino de un desdoblamiento de la representación escénica (metamímesis)", pues los personajes en escena, actores también, ensayan una obra.

"Todo ello con la intención de que el público esté dispuesto a jugar a que observa la representación y a percibirse a sí mismo como parte de otra representación".