Celula Madre<br>Foto: Especial
Ese tratamiento permitió su transformación gradual en nuevas células que reunían las características de los queratinocitos
LONDRES, Ing.- Células madre obtenidas deembriones humanos pueden emplearse como sustitutos provisionales de lapiel en pacientes que aguardan injertos tras sufrir quemaduras graves.Así lo indica un estudio dirigido por la directora Christine Baldeschi,del Instituto de Terapia Celular Troncal y Exploración de EnfermedadesMonogénicas de Evry Cedex (Francia) y que se publica en la revistamédica británica .

Durante más de 20 años, los pacientes con quemaduras graves han podido recuperarse de sus heridas gracias a la terapia celular.

Este tratamiento consiste en utilizar células de la propia piel delpaciente y otras cultivadas en el laboratorio para sustituir la pieldañada.

Pero el principal inconveniente es el plazo de tres semanas necesariopara cultivar un número suficiente de células, lo que hace que elpaciente corra peligro de deshidratación o infección.

También puede utilizarse piel descelularizada de un cadáver para cubrirlas heridas durante ese período provisional, pero ese tejido no estáampliamente disponible y además puede ser objeto de rechazo.

Para superar el problema que presenta la insuficiente disponibilidad sebuscaron y desarrollaron matrices sintéticas y biosintéticas, peroéstas presentan también problemas.

Ello se debe a que elevan el riesgo de rechazo del injerto y deinfección al contener colágeno bovino y células adultas alógenas (deotro organismo).

Frente a todas esas limitaciones, el equipo dirigido por la doctoraBaldeschi sembró las células madre de embriones humanos en célulasalimentadoras durante cuarenta días.

Ese tratamiento permitió su transformación gradual en nuevas célulasque reunían las características de los queratinocitos (célulaspredominantes de la epidermis).

Una vez colocadas en una matriz artificial, las células pudieron formaruna capa de piel, y a las 12 semanas de su injerto en cinco ratones, lacapa de piel derivada de las células madre tenía una estructuraconsistente con la piel humana.

"Hemos demostrado que es posible derivar queratinocitos de célulasmadre embriónicas...El cultivo de la epidermis humana a partir de esascélulas podría tener gran relevancia clínica ya que representaría unrecurso ilimitado para la sustitución temporal de la piel en pacientesque han sufrido grandes quemaduras", explican los autores del informe.

Según los científicos, habrá que seguir trabajando para determinar siesta tecnología permite ampliar el plazo para cultivar suficientescélulas destinadas a un injerto permanente o si las células podríanutilizarse para este tipo de injertos en la imposibilidad de hacerlocon los queratinocitos del propio paciente.