Los Angeles, EU.- La celebración de la ceremonia de los Oscar parece estar hoy un poco más cerca de realizarse como de costumbre después de que los guionistas y los grandes estudios de Hollywood dieron señales de que pueden empezar a limar sus diferencias.
La gran gala del cine está prevista para el próximo 24 de febrero en el teatro Kodak de Los Angeles.

"Mi esperanza es que haya acuerdo, que quienes están sin trabajo puedan ponerse manos a la obra de nuevo y que se recupere la economía", declaró hoy Tony Gilroy, director de "Michael Clayton", en el almuerzo tradicional organizado por la Academia para sus candidatos al Oscar.

"He oído que el acuerdo está cerca, pero aún hay que ratificarlo. La verdad es que es una buena oportunidad y lo que he leído tiene buena pinta", manifestó, por su parte, el actor George Clooney.

Viggo Mortensen también se sumó a los comentarios sobre la posible resolución de la huelga. "Parece que las cosas se van a resolver; al final, los estudios tendrán que hacer ajustes y ofrecer unas compensaciones justas".

Por su parte, el director Michael Moore recordó que el conflicto es "por muy poco dinero". "Creemos que nos lo merecemos", aseguró el polémico realizador.

Todos ellos afirmaron que, en caso de que la huelga se mantenga, no cruzarán los piquetes y por tanto no acudirán a la ceremonia de entrega de premios de la Academia.

Sin embargo, las negociaciones están lejos de terminarse, o al menos en eso insisten los responsables de los guionistas, quienes hoy, ante los rumores existentes, subrayaron que de momento no han firmado "ningún contrato".

Durante el fin de semana los rumores se dispararon y varios medios de comunicación se hicieron eco de que las conversaciones, tras más de dos meses de huelga, avanzan a marchas forzadas.

De fuentes cercanas a las negociaciones trascendió que los escritores y guionistas mantuvieron reuniones de más de nueve horas en las que llevaron a cabo "avances significativos" el viernes.

"Estamos al 99,9 por ciento, sólo quedan por limar pequeños temas", aseguraron fuentes próximas a las conversaciones citadas en EE.UU.

En caso de que las conversaciones llegaran a buen puerto, ello garantizaría que la entrega de los Premios Oscar de cine se llevaría a cabo sin ningún problema y la cadena estadounidense de televisión ABC podrá lucirse en la retransmisión a todo el mundo.

En esta actual temporada de premios los espectadores sólo han podido disfrutar de una sola entrega glamourosa: el caso de los Premios del Sindicato de Actores.

Para la jornada de hoy se espera que el Comité Nacional negociador del Sindicato de Guionistas (WGA, por su sigla en inglés) de EE.UU. y la sección de la Costa Este del WGA pongan en común los avances logrados.

Pese a que los medios de comunicación especializados dan por hecho que el acuerdo es inminente, no todos parecen estar de acuerdo.

Hoy una nota de los responsables de la WGA en la Costa Oeste y Este, Patric Verrone y Michael Winship, respectivamente, enviada a los afiliados, negó que el fin esté próximo.

Además, insta a los abonados a que los piquetes vuelvan a salir a la calle y que rechacen "los rumores" sobre un acuerdo específico.

"Seguimos en conversaciones y no hemos firmado ningún contrato. Si se llega a un principio de acuerdo lo primero que haremos será avisar a nuestros abonados con un correo electrónico. Hasta entonces por favor rechacen cualquier rumor sobre cualquier acuerdo o los términos del mismo", señalaron Verrone y Winship.

"Hasta que lleguemos a un acuerdo es necesario que mostremos nuestra solidaridad y fuerza", añadieron ambos dirigentes de la WGA.

No obstante, pese a esta aparente negación de que las cosas han avanzado, parece que algo se mueve, por el bien de los propios afectados, las cadenas de televisión, los actores y la profesión en conjunto, necesitados de un pilar esencial como son los guionistas.

La audiencia media de las cinco principales cadenas de televisión estadounidense bajó la semana pasada, en conjunto, un 17 por ciento en comparación con el mismo período del año pasado, de acuerdo con datos difundidos hoy por Nielsen Media Research.

Mientras tanto, la presión para llegar a un acuerdo continúa.