Paul Lara/Excélsior
El sector "aún no toca fondo", aseguró Eduardo Solís, presidente de la AMIA, e insistió en que las medidas contracíclicas deberán incluir la eliminación total de la tenencia vehicular.
México, D.F. .- En octubre se mantuvo la tendencia negativa en la industria automotriz mexicana que, según el reporte mensual de las asociaciones mexicanas de la Industria Automotriz (AMIA) y de Distribuidores de Automotores (AMDA), registró una caída de 18.5% en la venta interna de vehículos, así como una disminución de 13.5% en la producción y de 13% en el nivel de exportaciones, respecto a igual periodo del año anterior.

A pesar de que los presidentes de ambas asociaciones esperaban desde agosto que la tendencia comercial de las unidades nuevas mejorara al implementarse el programa federal de chatarrización, hasta el momento este ha fracasado en su intento.

"Al 31 de octubre se tienen reportados tres mil 267 autos destruidos. Se espera que al finalizar el programa el próximo 30 de noviembre, se tengan cerca de cinco mil 400, si se estima que entran aproximadamente 500 semanales. Claro, vistos frente a 30 mil que se esperaban tener, puedo decir que no se cumplió el objetivo", señaló José Gómez Báez, presidente de la AMDA.

Comentó que este programa se mantendrá vigente todo 2010, y que sólo se negocia con la Secretaría de Economía la ampliación del pago por chatarrizar la unidad de 15 a 30 mil pesos, así como ajustar algunos otros beneficios fiscales y estructurales al programa.

El sector "aún no toca fondo", aseguró Eduardo Solís, presidente de la AMIA, e insistió en que las medidas contracíclicas deberán incluir la eliminación total de la tenencia vehicular.

El presidente de la AMIA sostuvo que en el acumulado anual, el sector automotriz mostró su peor caída en los últimos años, en materia de producción la contracción es de 34.9 por ciento, mientras que las exportaciones han caído 32.8 por ciento en lo que va del año.

En el acumulado de ventas, la contracción representó 29.3 por ciento, comparado con el mismo lapso del año pasado.

Con estas cifras, reiteraron que la situación de la industria es grave, y el próximo año se sumarán medidas impositivas que podrían minar la confianza del consumidor.

"La industria automotriz requiere medidas contracíclicas que permitan hacer frente a las decisiones del consumidor de posponer la compra de bienes durables", insistieron.

Reconocieron las iniciativas de los gobiernos de Coahuila y Querétaro, para mitigar el impuesto de la tenencia, y confiaron que otros estados aplicarán la medida.

Gómez Báez precisó, a su vez, que mientras la caída en la venta interna de vehículos llegó a 18.5 por ciento, en el acumulado anual alcanza 29.3 por ciento frente a igual periodo del año pasado, y coincidió con Solís en que la recuperación aín se ve lejana.