El presidente venezolano Hugo Chávez criticó el viernes que el mandatario costarricense Oscar Arias haya dado el ``mismo trato'' al presidente de facto de Honduras Roberto Micheletti que al depuesto presidente Manuel Zelaya.
Según el gobernante venezolano, la negociación ``se convirtió (en) una trampa'' aunque descartó que se haya tratado de ``un plan'' del presidente estadounidense Barack Obama y su secretaria de Estado Hillary Clinton, quien propuso la intermediación del mandatario de Costa Rica Oscar Arias en aras de resolver la crisis política en Honduras.

``¡Qué horrible se vio a un presidente legitimo recibiendo a un usurpador y dándole el mismo trato! Ese presidente de facto lo que tenían que hacer era meterlo preso allá en Costa Rica'', dijo Chávez en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros.

Zelaya y Micheletti se entrevistaron por separado con Arias en la residencia presidencial de la capital costarricense.

``Yo espero que el presidente Arias tome conciencia de la responsabilidad que le cabe al haber recibido a un presidente de facto como lo ha recibido'', manifestó el gobernante venezolano.

``Si aquí aterrizara Goriletti (como llama a Micheletti) iría preso de inmediato'', exclamó. El 28 de junio, Zelaya fue sacado a punta de pistola por militares de su casa, lo montaron en un avión y lo enviaron a Costa Rica. La acción fue avalada por la Corte Suprema y el Congreso, que poco después designó a Micheletti como presidente.

Al promover ese diálogo, ``creo que cometió un gravísimo error la administración Obama'', acotó. Chávez, cercano aliado y amigo de Fidel Castro, comentó que el legendario líder cubano también lamentó que se busque negociar una solución con los golpistas.

``Fidel, por ejemplo, dice algo que es muy cierto... 'Chávez esa reunión (de Costa Rica) ... es abrirle la puerta a la ola de golpes de Estado que vienen en América Latina''', dijo Chávez al referirse a una reciente conversación con el legendario líder cubano.

Agregó que ``Zelaya salió de la trampa. De quienes enseñaron esa jugada. Y utilizaron a la secretaria de Estado. Y al utilizar la secretaria del estado está utilizando a Obama'', dijo Chávez, quien aprovechó la oportunidad para criticar que Estados Unidos se ha limitado a adoptar ``medidas tibias'' hasta ahora.

Desde su asunción en el 2006, Zelaya se convirtió en aliado del gobernante venezolano. Honduras en marzo del 2008 se adhirió a Petrocaribe, una iniciativa impulsada por Chávez para vender petróleo al Caribe y América Central, en su mayor parte a crédito con una tasa de 1% de interés en un plazo a 25 años.

Chávez rehusó adelantar las próximas acciones de su gobierno en caso de que ``el golpe se consolidara''. ``Sería yo un tonto si me pusiera a decir qué hacer'', comentó. Por el momento ``pedimos apoyo por Honduras''.

Adelantó que si ``hay elecciones en Honduras, no vamos reconocer ningún gobierno que salga como producto de la ruptura de la continuidad constitucional''.

Micheletti ha manifestado que en Honduras las elecciones se realizarán en noviembre como estaba previsto antes del golpe de estado.