"Vamos a aceptar lo que el señor Chávez diga. Dijo que nos iba a invadir y no nos invadió, dijo que iba a mantener el combustible para los hondureños y no lo hizo, dijo que iba a traer a (el depuesto presidente hondureño) don Manuel Zelaya Rosales un día y no lo trajo", manifestó.
Tegucigalpa, Honduras.- El nuevo presidente hondureño, Roberto Micheletti, dijo que el mandatario de Venezuela, Hugo Chávez, "está perdiendo la credibilidad ante el mundo" en sus declaraciones sobre la crisis en el país centroamericano.

En una rueda de prensa que concedió en la Casa Presidencial, Micheletti restó importancia a las versiones de prensa que citan supuestas declaraciones en las que Chávez dijo que tiene "bien analizadas" a las Fuerzas Armadas de Honduras.

"Vamos a aceptar lo que el señor Chávez diga. Dijo que nos iba a invadir y no nos invadió, dijo que iba a mantener el combustible para los hondureños y no lo hizo, dijo que iba a traer a (el depuesto presidente hondureño) don Manuel Zelaya Rosales un día y no lo trajo", manifestó.

"Ya don Chávez está perdiendo la credibilidad ante el mundo", afirmó el presidente que detenta el poder desde el 28 de junio al frente de un Gobierno repudiado por la comunidad internacional.

"Ya debemos olvidar lo que está diciendo Chávez", respondió Micheletti, al referirse a las declaraciones del gobernante venezolano acerca del diálogo que se instaló en Costa Rica en busca de una solución al conflicto causado por el derrocamiento de Zelaya.

Chávez calificó hoy de "gravísimo error" de Washington el haber impulsado un diálogo con Micheletti, y pidió a su colega estadounidense, Barack Obama, que "rectifique".

Esa iniciativa "se convirtió en una trampa para la democracia y en un muy peligroso y grave precedente", manifestó Chávez en una rueda de prensa con medios internacionales, y consideró que el diálogo instalado en Costa Rica "nació muerto".

Consultado sobre la supuesta presencia de extranjeros en el país, vinculados a las protestas a favor de Zelaya, Micheletti señaló que han sido capturados 37 ciudadanos nicaragüenses, cuya situación migratoria y judicial se está verificando.

Micheletti fue designado por el Congreso de Honduras en reemplazo del depuesto mandatario Manuel Zelaya, quien fue desalojado del poder el pasado 28 de junio, cuando militares lo detuvieron y sacaron del país con destino a Costa Rica.