Caracas, Venezuela.- El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, decidió cancelar su participación en la 62 Asamblea General de Naciones Unidas y privilegiar en cambio su papel como mediador en busca de un canje humanitario en Colombia, que le daría mayor proyección internacional.
Chávez, que el año pasado conmocionó a la opinión pública al calificar de "diablo", "tirano" y "mentiroso" al presidente estadounidense, George W. Bush, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, anunció a último minuto que había decidido cancelar su viaje a Nueva York por problemas de agenda.

El canciller Nicolás Maduro representará a Venezuela en su lugar, señaló Chávez.

El mandatario venezolano debe recibir este martes en Caracas a los familiares de tres rehenes estadounidenses de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en su papel de mediador en busca de un canje humanitario en ese país.

Además, se espera la visita a Venezuela del presidente de Irán, Mahmud Ahmadinejad, a quien Chávez ha defendido como "un ser humano extraordinario" y con quien el mandatario venezolano se solidarizó por lo que consideró "una emboscada" que se le tendió en Estados Unidos.

Chávez refirió que el lunes conversó telefónicamente con Ahmadinejad y lo felicitó "a nombre del pueblo venezolano, ante una nueva agresión del imperio estadounidense", en alusión a la conferencia que el mandatario iraní dio en la Universidad de Columbia.

Al presentarlo ante los estudiantes, el rector de la Universidad, Lee Bollinger, llamó a Ahmadinejad "cruel dictador", a lo cual el mandatario iraní reaccionó diciendo que esas palabras eran "un insulto a la información y conocimientos de la audiencia".

Ahmadinejad --centro de una controversia internacional por su negativa a dejar de enriquecer uranio, que puede utilizarse como combustible para armas nucleares-- estará en Venezuela por "unas pocas horas", después realizar una visita a Bolivia el miércoles.

"Hay que valorarlo, que (Ahmanidejad) venga desde tan lejos para tenderle una mano a nuestros países. Un minuto que vengas a Venezuela es para nosotros un mundo", dijo Chávez en la televisora estatal.

A diferencia del año pasado, cuando Chávez acudió a la Asamblea General de la ONU en plena campaña por un escaño no permanente en el Consejo de Seguridad, que finalmente obtuvo Panamá, el presidente venezolano tenía previsto esta vez una visita de bajo perfil de apenas unas horas.

Para el profesor de relaciones internacionales Adolfo Salgueiro, la ausencia de Chávez de la Asamblea General de las Naciones responde "a una evaluación correcta del resultado que obtuvo el año pasado".

El presidente "prefirió no regresar, no reavivar el recuerdo, y dejarle el protagonismo a Ahmadinejad", indicó Salgueiro, quien destaca que Venezuela no centra su política internacional en el ámbito de la ONU, sino más bien en el latinoamericano y en el fortalecimiento de lazos con países como Rusia e Irán.

"No creo que se pueda hablar de un conflicto de agenda en el caso de la Asamblea General de la ONU, que se abre siempre el último martes de septiembre.

Además, en Nueva York están los presidentes Alvaro Uribe (Colombia) y Nicolás Sarkozy (Francia) con quienes podía reunirse para evaluar los avances hacia un canje humanitario", apuntó.

Mientras Chávez recibe este martes en Caracas a los familiares de tres rehenes estadounidenses de las FARC, Uribe y Sarkozy mantendrán un encuentro en Nueva York para analizar los progresos del acuerdo humanitario.

Sarkozy ha declarado que para Francia es una "obsesión" la liberación de la ex candidata presidencial de nacionalidad colombiana y francesa Ingrid Betancourt, quien figura en el grupo de 45 rehenes de las FARC que serían intercambiados por 500 guerrilleros presos.