CHENGDU.- La única persona hallada viva ayer, una mujer atrapada en un túnel en una planta de electricidad fue rescatada nueve días después del sismo del 12 de mayo que estremeció la parte central de China.
La mujer fue transportada en un helicóptero a un hospital donde será tratada de múltiples fracturas en su brazo derecho, sus costillas, y su espalda, pero el doctor Pu Jinhui dijo que las lesiones no ponían en peligro su vida, de acuerdo con el informe.

El número de muertos por el sismo que azotó la provincia de Sichuan se elevó a 41 mil 353, informaron fuentes oficiales, cuando en medio de la reapertura de las escuelas la lluvia y la falta de refugio señalan la enorme tarea que representa el ayudar a los millones de damnificados.

Al dar la cifra actualizada de muertos, el vocero del gabinete chino, Guo Weimin, informó también de 32 mil 666 desaparecidos. El Gobierno chino dijo previamente que esperaba que el número total de víctimas fatales supere los 50 mil.

La normalidad parece poco a poco regresar al área afectada por el sismo y más escuelas abrieron sus puertas ayer en Sichuan, pero la lluvia y la falta de carpas señalan el reto que enfrenta el Gobierno para darle refugio a las miles de personas sin hogar.