"Kadeer construyó un imperio empresarial en sólo una década, de vendedora callejera a millonaria. En el pasado ella se sintió muy cómoda formando parte en el sistema político chino que tanto critica ahora", asegura la información, recordando que la empresaria fue miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), máximo órgano asesor gubernamental.
Pekín, China.- El Gobierno chino intensificó hoy, a través de su prensa oficial, los ataques contra la empresaria uigur Rebiya Kadeer, a la que acusa de estar detrás de los disturbios del pasado 5 de julio en Urumqi (capital de la región noroccidental de Xinjiang) y de usar pruebas erróneas en sus condenas contra Pekín.

En un artículo de la agencia oficial Xinhua, se aseguró hoy que Kadeer, de 62 años y presidenta del Congreso Mundial Uigur, "tiene contacto estrecho con organizaciones terroristas" y llamó por teléfono en los días previos a los disturbios a su hermano en Xinjiang advirtiéndole de que "iba a pasar algo grande".

Al mismo tiempo, en sus pruebas para demostrar la represión policial del 5 de julio y en días posteriores, la cabecilla uigur cayó en errores y contradicciones, afirma Xinhua.

Por ejemplo, cuando mostró a la televisión Al Jazeera una foto con cientos de policías tomando presuntamente las calles de Urumqi: esa foto circula desde antes del 5 de julio en los foros de Internet chinos, y aunque en efecto muestra un excepcional despliegue policial, fue tomada en otra ciudad china (Shishou) donde hace unos días hubo también graves disturbios sociales.

Además, "por un lado (Kadeer) lamenta el corte de comunicaciones de Internet y telefónicas (...) pero por otro asegura que sus contactos con Urumqi le dicen que han muerto cientos de uigures", señala Xinhua.

Por último, Xinhua alega que Kadeer es en sí misma la prueba de que no es cierto que los uigures estén discriminados en China y vivan en la pobreza, como ella y las organizaciones en el exilio alegan.

"Kadeer construyó un imperio empresarial en sólo una década, de vendedora callejera a millonaria. En el pasado ella se sintió muy cómoda formando parte en el sistema político chino que tanto critica ahora", asegura la información, recordando que la empresaria fue miembro de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), máximo órgano asesor gubernamental.

El Congreso Mundial Uigur y otras asociaciones uigures en el exilio, concentradas en países como EU, Alemania, Suecia o Turquía, aseguran que los disturbios son resultado de décadas de discriminación a su pueblo, y que en ellos han muerto 800 personas, frente a la cifra oficial (184).

Kadeer asevera que su organización es de carácter moderado y propugna, principalmente, mejoras sociales para los uigures, pueblo de religión musulmana emparentado con otras etnias túrquicas de Asia Central y Occidental.