El Universal
Entre las principales dificultades que se encontrará la misión, están los periodos en los que la sombra del planeta rojo ocultará el Sol, en ocasiones hasta nueve horas, en los que la nave no podrá utilizar sus paneles solares
La primera sonda espacial china para la exploración de Marte será lanzada para este próximo otoño. La "Yinghuo-1" ya ha sido tranportada a Baikonour (Kazajstán), donde un cohete ruso, "Zenit", la transportará en octubre fuera de la órbita terrestre.


La nave llegará a la órbita de Marte diez meses después de su lanzamiento. La "Yinghuo-1" (que en chino significa luciérnaga) estudiará la superficie marciana en busca de datos que arrojen luz sobre la historia del agua en el planeta rojo. El vehículo, desarrollado por la Administración Espacial de Shangai, llevará ocho piezas de equipamiento, incluídas dos cámaras.


Entre las principales dificultades que se encontrará la misión, están los periodos en los que la sombra de Marte ocultará el Sol, en ocasiones hasta nueve horas, en los que la nave no podrá utilizar sus paneles solares. Está previsto que la sonda 'hiberne' en esos momentos para ahorrar energía.


La nave, despegará junto a la rusa "Phobos-Grunt", que explorará una de las lunas de Marte y traerá a la tierra una muestra del suelo de ese planeta. El "Zenit" llevará las dos naves fuera de la órbita terrestre.

Cabe señalar que ambos países firmaron un acuerdo de colaboración en 2007 para la exploración del planeta rojo.

En la actualidad Pekín trabaja en el desarrollo de un módulo orbital, con el que espera realizar un atraque fuera de la atmósfera en 2011, como paso previo a la creación de una estación espacial.