Nueva York, EU.- Los Bucaneros de Tampa Bay y los Tigres de Detroit sumaron apenas siete victorias entre ambos la temporada pasada. A menos que haya un raro empate, superarán ese total el domingo.
Esa es la realidad de la NFL. Dejando a un lado a los Patriotas y Potros, dos equipos que no se cansan de ganar partidos, todo lo que sube usualmente baja, y viceversa.

En este caso, la viceversa son los Bucaneros (4-2) y los Leones (3-2).

``Trato de no comparar a este equipo con el del año pasado. No es justo'', dijo el entrenador de Tampa Bay Jon Gruden, quien usó una combinación de veteranos (Jeff García, Derrick Brooks, Ronde Barber) y novatos (Tanard Jackson) para llegar a donde está ahora.

Sin embargo, la clave son los veteranos como el quarterback García y sus receptores favoritos Joey Galloway (31 años) e Ike Hilliard (31).

``Honestamente, tenemos un equipo completamente nuevo'', indicó Gruden. ``Todavía nos falta mucho. Pero tenemos suficientes agallas, suficiente material para subir, y sé que cada domingo saldremos a competir''.

En otros partidos el domingo, Atlanta visita a Nueva Orleáns; Tenesí a Houston; Arizona a Washington; Nueva Inglaterra a Miami; Baltimore a Buffalo; San Francisco a los Gigantes de Nueva York; Kansas City a Oakland; los Jets de Nueva York a Cincinnati; San Luis a Seattle; Minnesota a Dallas; Chicago a Filadelfia; y Pittsburgh a Denver.

Indianápolis visita a Jacksonville el domingo por la noche. San Diego, Green Bay, Carolina y Cleveland tienen la fecha libre.

Los Bucaneros perdieron a su running back Carnell ``Cadillac'' Williams y al tackle Luke Petitgout por el resto de la temporada debido a lesiones. Tampa obtuvo el martes a Michael Bennett en un canje, y será el segundo running back detrás de Earnest Graham. Tampa Bay luce como un equipo mucho más sólido que los Leones, que se vieron pésimos en sus dos derrotas.

Detroit le permitió 56 puntos a Filadelfia y cayó 34-3 ante Washington. Pero el equipo también puede anotar puntos a granel, como hizo al marcar 34 unidades en el cuarto parcial de una victoria sobre Chicago.

Además, su cuarteto de receptores Roy Williams, Mike Furrey, Shaun McDonald y Calvin Johnson es uno de los mejores de la liga.

Detroit posiblemente tiene su mejor plantel desde 2001, cuando Matt Millen tomó las riendas como presidentes del equipo. Los Leones tienen marca de 24-72 en sus seis últimas campañas.

``Todavía no saltamos al próximo nivel, porque no se pude jugar bien una semana y que te den una paliza la siguiente'', dijo el pateador de los Leones, Jason Hanson. ``Pero estamos en una posición en la que estamos luchando por algo, así que eso debe ser un incentivo''.