Fabián W. Waintal
-¿Qué es lo mejor de la fama para alguien tan joven?- "Los viajes a diferentes lugares, especialmente con las entrevistas. ¿Qué haces? Vas a un hotel, ordenas servicio a la habitación y se lo cargas al estudio de cine. A veces me mandan a Europa y me encanta. Con `La Familia Adams' había ido hasta Australia y Tokio. Fue increíble. Realmente, la gente que se queja de este negocio... ¡que se consigan otra vida! ¿Dónde más te van a tratar tan bien?".
-¿Rescatas alguna otra actriz famosa como un ejemplo para tu propia carrera?- "Jodie Foster es el mejor ejemplo de una seria mujer exitosa. Es tan genial y tan creativa que no me importaría ser como ella".


-Y habiendo trabajado desde tan chica, ¿nunca sentiste que perdiste cierta diversión en tu infancia?- "No. La gente hace cosas diferentes y lo que es normal para ellos, no es normal para mí. Yo solía divertirme jugando como cualquier otro chico, hasta los ocho años. Y aunque no haya sido demasiado tiempo, fue lo suficiente para mí, como para saber que no era tan divertido o gratificante como la actuación. Si lo odiara, no lo estaría haciendo. Amo lo que hago y cuando no trabajo, me aburro. Odio estar sin trabajar. ¿Si dentro de 20 años miro atrás y me doy cuenta que cometí un error? Al menos hasta ahora no creo que suceda. Esto es lo que me gusta, lo que me hace feliz y no me veo haciendo nada más".


-¿Hay algún personaje histórico que te gustaría llevar al cine?- "Como pregunta es interesante, pero no sé qué responder. Siempre me obsesionó Leonor de Aquitania (esposa del Rey Enrique II de Inglaterra y madre de Ricardo Corazón de León). Pero no es por nada feminista, sólo porque lo siento y me gustaría revisar esa historia".

Tan seria como en la mayoría de sus personajes, personalmente aprovecha el papel de adolescente en sus respuestas, demostrando bastante madurez aunque no lo necesite. "Los adultos son chicos grandes. Se pelean por las mismas cosas que los jóvenes, excepto que son más extremistas. Los menores pelean por los muñecos y los adultos por quien se queda con el hijo en un divorcio. Los chicos pelean para demostrar quién es el mejor y los grandes, por demostrar quién es el mejor Presidente. Es lo mismo".

Muy lejos de aquel clásico personaje como la tímida amiga del fantasmita "Casper", Christina Ricci hace tiempo que cruzó la vereda de la adolescencia con personajes lo suficientemente adultos como para envolverse en desafíos sexuales como las películas "Buffalo 66", "The Opposite of Sex" y "Black Snake Moan".

Y con un estilo de cine tan diferente como la superproducción de "Speed Racer" como la dulce, pero independiente novia de Meteoro, Christina Ricci logra una imagen que cambia por completo el curso de su propia "carrera", literalmente hablando.


-¿Qué recuerdos quedan de tus comienzos en cine?- "Era demasiado chica para intimidarme. Claro que me impresionó cuando las conocí, porque eran muy famosas. Sabía quiénes eran, pero tampoco me intimidaron".


-¿Te preocupa la transición de la adolescencia a la madurez en los personajes o estilos de películas que estás eligiendo últimamente?- "Yo necesito hacer algo que demuestre que soy más grande y ya no tengo 12 años. Especialmente a los actores, nos ven de una forma y siempre quieren que seamos iguales. Es difícil".


-¿Pero "Meteoro" no es un estilo de cine bastante diferente al que estás acostumbrada? ¿Cómo fue que aceptaste protagonizar una superproducción como ésta?- "Realmente, me encantó la idea de trabajar con los hermanos Wachowski. Hacía tiempo que quería trabajar con ellos. Y `Meteoro' era algo que la gente me mencionaba; sabía que gustaba. Hubo alguien que incluso llegó a decirme: `Ellos están por filmar `Meteoro' y te verías bien como Trixie".


La versión en vivo de "Speed Racer" traslada al cine la historia básica de la serie animada de televisión, mostrando cómo Speed Racer o Meteoro, se crió en medio de pistas de carrera, influenciado por su familia. El fabuloso automóvil Mach 5 es la verdadera estrella de la película, por sus famosos efectos especiales: como la gloria de poder saltar en el aire con sólo apretar un botón del volante. Será por eso que eligieron como protagonista a alguien como Emile Hirsch que apenas si es conocido, por la última película "Into The Wild" que el año pasado dirigió Sean Penn.

Como su novia (en la ficción), Christina Ricci tiene muchísima más trayectoria y para apoyarlos, también actúan Susan Sarandon y John Goodman, como los protectores padres. Claro que la garantía del éxito se basa en la fama del personaje de historietas, unido a la genial dirección de los hermanos Larry y Andy Wachowski, que ya son ultra-reconocidos por el anterior superéxito de la trilogía "The Matrix". Y viniendo de películas tan diferentes como "La Leyenda del Jinete sin Cabeza" o la más reciente "Black Snake Moan", el cambio para Christina Ricci es bastante evidente, aunque ella sea la primera en celebrarlo.


-¿Conocías bien tu personaje de Trixie en la serie de dibujos animados?- "Sabía quién era, pero yo nunca había visto los dibujos animados. Y cuando me mandaron el guión, enseguida tuve que pasar por una prueba de audición. Tampoco era un gran desafío más allá de no gustarme el corte de pelo. Ese fue realmente el único desafío".


-¿Es una broma?-
"De verdad. Teniendo el pelo largo, el sólo hecho de tener que cortármelo drásticamente... cuando pasa algo así, las chicas, lloramos. Igual me gustó interpretar a Trixie, me parece un personaje increíble, divertido, me vestía como una muñeca, todos los días. Y además me tocaron algunas escenas de acción, donde realmente pasé un buen momento".


-¿Te quedaste con algún recuerdo del vestuario?- "No, no me quedé con nada".


-¿Al menos te dejaron opinar en el proceso?- "Bueno, sí, siempre voy y digo `No me gusta la forma en que se ve esto en mí'. Me metí de lleno en todos los diseños que había y estaba muy entusiasmada con el proceso. Kym Barret era nuestra diseñadora de vestuario, la misma que trabajó con `The Matrix'".


-¿Prefieres las películas con personajes que se avergüenzan de quienes son o los dulces y femeninos como Trixie en "Meteoro"?- "No creo que me gusten los personajes que tienen miedo o vergüenza de quienes son. Me gustan los personajes complejos y gente con problemas personales.
Ultimamente me interesan mucho más, porque en cierta forma crecí y tengo menos miedo a la sinceridad. Me preocupan los temas femeninos y la próxima generación de mujeres. Es que me siento y veo que existe una imagen negativa sobre las chicas jóvenes. ¿Cómo se suponen que tienen que crecer si las únicas imágenes que hay son las muñecas Bratz? Es una locura. Por eso me gusta el hecho de que Trixie sea un perfecto personaje feminista, porque es tan femenina como quiere, pero también hace todo lo que hacen los varones. No vas a ver ningún comentario, ninguna sorpresa, viendo que una mujer maneja un helicóptero. Y los directores son muy responsables en ese sentido, porque tienen un sentido muy marcado sobre la igualdad y los intereses de dejar un mundo en un mejor lugar del que lo encontraron. Por eso me entusiasmó tanto filmar esta película".


-¿Cómo resultó la experiencia de haber trabajado bajo la dirección de los hermanos Wachowski?- "Fue grandioso. Son muy divertidos y maravillosos como personas, muy inteligentes. Son como una fiesta, superinteresantes para conversar. Y es grandioso trabajar con ellos porque les gusta pasarla bien y quieren que todos estén contentos. Por eso, en el estudio, se divierten y se ríen de lo que está pasando, disfrutando el momento. Los hermanos también organizaron muchas fiestas, en Berlín. Todos vivíamos en el mismo hotel y la pasamos genial".


-¿Y qué tal es el actor que interpreta Meteoro, Emile Hirsch?- "Realmente es un chico muy dulce y la pasamos muy bien juntos. Desde el principio, cuando yo tuve la audición, él ya había sido elegido para ese personaje y leyó conmigo. Me ayudó bastante, era muy bueno. Y te digo que he pasado pruebas con gente que no es necesariamente generosa. Cuando saben que los eligieron, no suelen preocuparse por nada. Y Emile me ayudó muchísimo, fue maravilloso, igual cuando nos tocó trabajar juntos en el estudio".
-¿Tuviste que pasar por una prueba especial de audición para que te contrataran en esta película?- "Sí. Y yo misma pensé que había dado una audición horrible, hasta que vi que los ojos de Andy Wachowski miraban mis pies con `Converse' negros. Ahí me di cuenta que él tenía las mismas y sonreí. Pensé que podía ayudarme, pero igual sigo creyendo que mi audición fue terrible".


-¿A esta altura de tu carrera todavía te toman audiciones? ¿No te molesta para nada?- "A mí no me preocupa tomar pruebas de audición. Y en películas como esta siempre es necesario, porque hay demasiado dinero en juego y hay muchísima gente involucrada".


-¿Te pusiste a ver todos los dibujos animados originales para desarrollar el personaje de Trixie?- "No, no. En verdad los vi, pero tampoco me sirvió demasiado".


-Al principio de la película, Trixie le pega a otra chica por burlarse de su novio, Meteoro ¿En la realidad harías algo parecido? - "Depende lo que digan, pero probablemente devolvería el insulto, verbalmente, mucho más sarcástica y tranquila".


-¿Es verdad que el guión original era más largo que la película que se estrena ahora en cine?- "El guión era bastante largo, solamente porque describía las escenas de acción en las carreras. Decía cosas como `Él da una vuelta a la izquierda, salta por encima y después pega otro salto triple'. Tenía todo ese tipo de detalles que yo ni siquiera leí. Solamente me fijaba: `carrera, carrera, carrera, carrera, carrera, carrera, él gana'. Seguía leyendo y de repente leía: `Carrera, carrera, carrera, carrera, algo pasa....' Y me fijaba que pasaba. Pero más allá de eso, leí todo lo que no tenía que ver con las carreras".


-¿Pero no dijiste que te habían tocado algunas escenas de acción?- "Sí, sí. Y fue divertido. Me encantó hacer ese tipo de escenas. Y me enorgullece decir que todavía tengo lesiones por las pequeñas batallas y cosas así. Todavía tengo algunas cicatrices".


-¿Te lastimaste mucho?-
"Me lastimé un poco. En los autos virtuales que había para las carreras, te mueven tanto de un lado al otro que terminaba con moretones. En cierto punto tuve que salir y vomitar, para volver de nuevo, porque había demasiados movimientos. Fue una locura, pero muy divertido. La pasé bien".


-¿Hay algo del automóvil Mach 5 que te gustaría que hiciera tu propio auto?- "(Riendo) Me gustaría saltar por encima de la gente o incluso los autos. Sería bastante bueno. Y también la forma en que cambian los neumáticos, saltando en el aire. Sería grandioso. Recién ahora aprendí a cambiar una rueda, pero sería mucho más fácil si pudiera levantarlo, con sólo presionar el botón `D' en el volante".


-¿Y qué tan bien manejas tu propio auto?-
"Me gustaría decir... me gustaría creer que soy buena".


-¿Todavía tienes el mismo Porsche de siempre?- "No quiero hablar de eso, porque me quedé trabada en el contrato de un auto que quiero cambiar desde que ví la película (ecológica) de Al Gore".


-¿Y qué automóvil te gustaría comprar?-
"Me gusta el Mini Cooper, porque no gasta demasiado combustible, ni contamina tanto. Es chico y es mejor para el medio ambiente".


-¿Te gustaría correrlo en una próxima película de "Meteoro"? ¿Para cuantas versiones firmaste contrato?- "No lo sé. No sé si tuve que firmar por algo así. Si esta película funciona, van a querer filmar una nueva".


-Perdón por la insistencia, aunque no sepas si habrá una continuación de "Speed Racer"... ¿Al menos sentiste que los directores tienen la intención de hacer dos o tres versiones más, como lo hicieron con "The Matrix"?- "Sí, sí. Larry y Andy crearon un mundo que aman, con personajes que también quieren. El último día, cuando nos íbamos, todos les rogábamos: `Escriban una continuación! Queremos volver!'. Y ellos dijeron algo así como: `Ya sabemos, ya sabemos. Y lo vamos a hacer. No se preocupen'. Ellos estaban tan tristes de haber terminado, como nosotros".


-¿Y si llegará a concretarse... qué te gustaría hacer con el personaje de Trixie en una segunda parte de "Meteoro"?- "Me gustaría rodar más escenas de acción, porque fue lo más divertido".