Notimex
Nueva York.- El director del fabricante de automóviles Chrysler, Robert L. Nardelli, admitió que sería muy difícil para su empresa sobrevivir a una bancarrota, citó hoy el diario The New York Times en su versión electrónica.
'Espero equivocarme, pero no tengo mucha confianza que en el ambiente actual pudiéramos emerger de una bancarrota', dijo Nardelli.

Chrysler solicitó al gobierno federal una ayuda adicional de cinco mil millones de dólares para evitar el riesgo de parálisis. Antes logró apoyos por cuatro mil millones de dólares.

El gobierno federal analiza detenidamente cuáles serían las mejores alternativas de asistencia a Chrysler, entre ellas acogerla al concepto de 'bancarrota controlada'.

Nardelli confía en que la idea de la bancarrota no prospere, pues de acuerdo con cálculos de su empresa, la decisión le costaría al gobierno más de 20 mil millones de dólares.

'¿Por qué el gobierno querría gastar 20 mil o 25 mil millones de dólares, cuando podría gastar cinco mil millones de dólares?', planteó el ejecutivo.