Israel Bautista / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Faltaban menos de 50 metros para cubrir los 72 kilómetros de recorrido cuando el regiomontano Eduardo Graciano decidió desprenderse del pelotón y lanzarse sobre la línea de traslado para ganar la segunda prueba de la Clásica CROC 2008.
El saltillense Héctor Hugo Rangel conservó el suéter de líder al terminar en la sexta posición, a 6 segundos del potosino David Salomón (Canel's Turbo) y el estadounidense Hendricus Vogels (Toyota United).

Graciano, corredor de 41 años de edad e integrante del equipo Orven de Monterrey, ganó el sprint al cronometrar 1 hora con 46 minutos y 3 segundos a Florencio Ramos y Gerardo Soto, quienes cruzaron con dos segundos de diferencia cada ciclista.

Esta segunda prueba, de la Vuelta Ciclista de la Constitución, se corrió sobre un circuito de 7.2 kilómetros trazado sobre el bulevar Luis Donaldo Colosio, en el cual cerca de una centena de competidores se emplearon al máximo para tratar de dominar el inusual trazado.

"Fue una prueba bastante pesada, la topografía, estuvo de cortapiernas, puesto que subías y bajabas y nunca agarrabas ritmo, yo creo que la táctica fue el colmillo, pero estuvimos trabajando todo el resto.

"Con base en eso ya se vio que el equipo esta bastante fuerte y primeramente Dios apenas está empezando la competencia, nos va a ir bien en la vuelta", manifestó el ganador de la segunda prueba.

La prueba durante las primeras cuatro vuelta mantuvo un nutrido pelotón, ahí se cuidaba a "La Urraca", sin embargo, todos corrían sin llevar un plan, lo cual motivó a que el grupo se cercenara en dos y a partir de ahí comenzó la lucha.

El primer pelotón de 40 ó 45 ciclistas trabajó duro el resto de la carrera y cuando cruzaban el kilómetro 70 los punteros tomaron la iniciativa, donde sólo tres se fueron en busca de la bandera a cuadros.

"Hasta las primeras tres o cuarto vueltas, se cubrió al líder, después de que vimos que estábamos haciendo un desorden en el grupo, optamos por partir para hacer más chico el pelotón, sí se logró el objetivo y se sacó un poco más de tiempo.

"Creo que es estar apoyando a nuestro líder, le tenemos mucha confianza y sabemos quién es, ojalá que todo salga bien", comentó Graciano.