Fueron usados los cromosomas masculinos XY para ser reproducidos In Vitro, se pretende usar en tratamientos de fertilidad aunque falta legislar al respecto en Inglaterra
Un equipo británico de científicos consiguió producir esperma a partir de células madre, lo que esperan que sirva para profundizar la investigación de tratamientos contra la infertilidad.

Expertos de la Universidad de Newcastle y del Instituto de Células Madre del Noreste de Inglaterra (NESCI), liderados por Karim Nayernia, inventaron una nueva técnica que permite desarrollar en el laboratorio espermatozoides de células madre embrionarias.

Usando células madre con los cromosomas XY (masculinos), los investigadores crearon una línea germinal -las células que contienen el material genético que será transmitido a la próxima generación- a las que "ayudaron", mediante un tratamiento con ácido, a completar la meiosis.

En los seres humanos, las células de la línea o estirpe germinal se localizan en las gónadas, donde se convierten en gametos (óvulos y espermatozoides) a través de una división celular (meiosis) .

Al reproducir este proceso, los expertos consiguieron producir un esperma maduro y funcional, que llamaron Esperma Derivado de In Vitro (IVD).

Sin embargo, cuando repitieron el experimento con células madre con el cromosoma XX (femenino), éstas sólo se desarrollaron en espermatogonia, y no progresaron hasta convertirse en espermatozoides maduros.

Esto demostró a los investigadores que los genes del cromosoma Y son esenciales para la meiosis y la maduración del esperma.

Ante las cuestiones éticas y morales que su descubrimiento pueda suscitar, los científicos subrayaron que este esperma IVD no será usado para crear bebés de laboratorio.

Además de estar prohibido por la ley británica, la potencial fertilización de óvulos humanos y la implantación de embriones no tendría ningún valor científico para ellos, ya que su objetivo es estudiar el proceso como un modelo para la investigación.

"Aunque podemos entender que algunas personas puedan albergar temores, esto no significa que se vayan a poder producir humanos, y no tenemos ninguna intención de hacerlo", dijo Nayernia.

El estudio, publicado hoy en la revista "Stem Cells and Development" , servirá para investigar por qué algunos hombres son estériles, lo que eventualmente podría llevar a desarrollar nuevos tratamientos contra la infertilidad, añadió.

Por ejemplo, se puede investigar de qué manera las toxinas afectan a los espermatozoides en tratamientos de quimioterapia, y buscar una solución, o cómo se transmiten enfermedades genéticas, y también averiguar si el esperma IVD podría ser útil eventualmente en tratamientos de fertilidad. Aunque se tendrá que legislar al respecto.