Claudia Olinda Morán / Vanguardia
Saltillo, Coah.- Padres de familia y escolares inconformes por la falta de mantenimiento de la primaria Amalia Uresti, cerraron durante varias horas el paso inferior vehicular de Landín y Periférico, ocasionando un enorme caos vehicular al poniente de la ciudad.
Tras la presión, el subsecretario de Educación Básica, Andrés Mendoza Salas, informó que se cubriría la plaza vacante y asegura que no hay diferencias en el trato a las escuelas estatales y las federalizadas.

La presidenta de la sociedad de padres de familia, Aracely Vázquez Jiménez, dijo que el motivo por el que cerraron la escuela es porque no tienen intendente, los baños están muy sucios y la escuela carece de mantenimiento.

"Queremos que la Secretaría nos oiga, la escuela está en pésimas condiciones, no tenemos los baños funcionando, las llaves no sirven y los techos se gotean cuando llueve, los vidrios están rotos, no tenemos ni canchas. Queremos que alguien nos escuche y que vea por la escuela", se quejó.

Por su parte, Mendoza Salas explicó que hubo una tardanza en el proceso de reemplazo por parte de la organización sindical, en este caso la Sección 5.

"Es un movimiento por parte del sindicato en el reacomodo del personal, el movimiento tenía que darse y hubo un retraso", asimismo, negó que se les dé un trato diferente a las escuelas estatales y las federalizadas, como en este caso", justificó.

La primaria Amalia Uresti tiene 260 alumnos y se cobra una cuota de 200 pesos a los padres de familia para el mantenimiento, sin embargo, este año escolar la mayoría de los padres de familia no pagó.

"No pagó nadie, si acaso juntamos unos 3 mil pesos de cuotas y se fueron en pintura, balones y el teléfono de la alarma porque tenemos Enciclomedia.

Al filo del mediodía, los manifestantes abandonaron el bloqueo en los tres puntos de ingreso al Paso Inferior Vehicular dejando pasar el tráfico acumulado.