Nueva York, EU.- Una huelga de tramoyistas de teatro obligó el cierre de 27 escenarios de Manhattan, en donde han dejado de representarse obras tan conocidas como "El Rey León", "Hairspray", "El fantasma de la ópera" o "Mamma Mia", y no tienen fecha para su reanudación.
La mayoría de los teatros de Manhattan están hoy en su tercer día de huelga y sólo tienen función los que no están vinculados con la Liga de Teatros y Productores de Estados Unidos, la organización a la que se reclaman precisar aspectos laborales y contra la que se lleva a cabo la huelga.

El motivo de este parón indefinido en los teatros de Manhattan se debe a las reclamaciones de los tramoyistas sobre el número mínimo de personas que es necesario para que un espectáculo pueda representarse, además de otras de carácter salarial.

Mientras, los empresarios quieren que el número de integrantes de esos equipos dependa del tipo de espectáculo que se realice, los dirigentes sindicales piden que se determine cuántas personas y durante cuánto tiempo tienen que trabajar.

La huelga ha sido autorizada por la Alianza Internacional de Empleados de Teatro.

Uno de los dirigentes sindicales de Local One, James Claffey, señaló que el telón de los teatros permanecerá abajo y los tramoyistas fuera de sus puestos hasta que los productores se sienten en la mesa de negociaciones y actúen de forma "honorable" y "respetuosa".

Por parte de la Liga, sus directivos acusan al sindicato de haber abandonado la mesa de negociaciones de forma "abrupta" y le acusa de prácticas poco transparentes en la realización de los contratos, además de querer presentarse como las víctimas de la situación.

Las negociaciones entre sindicato y productores comenzó el pasado mes de julio, pero se han desarrollado sin éxito y después de que el jueves pasado las partes se separasen sin un acuerdo, no hay fijada nueva fecha de reunión.

Los tramoyistas reclaman, además, que desde el pasado mes de julio están trabajando sin el convenio laboral que se aplica a su sector.

Esta inesperada huelga de los tramoyistas de los teatros neoyorquinos, convocada por el sindicato Local One que reúne a más de 2.000 trabajadores del sector, se une a la de guionistas que afecta a toda la industria de entretenimiento de Estados Unidos y que ha entrado ya en su segunda semana.

Los guionistas de todo el país piden que sobre ellos revierta parte de los ingresos que las grandes cadenas de televisión ingresan por la distribución de sus productos de éxito por Internet y en DVD.

La huelga en los teatros de la Gran Manzana, que comenzó el 10 de noviembre, afecta a espectáculos tan conocidos para el público de dentro y fuera de Estados Unidos como "El Rey León", "Mamma Mia", "Spamalot", "Wicked", "Rent", Jersey Boys" o "El fantasma de la ópera", entre muchos otros.

Los únicos teatros que permanecen abiertos, sólo ocho en todo Manhattan, son los que no tienen contrato con la Liga o porque se representan en organizaciones sin ánimo de lucro.

En los que no están vinculados a la Liga se representan las muy conocidas producciones de "El joven Frankestein", "Mary Poppins", "Xandú" y "The 25th Annual Putnam County Spelling Bee", mientras que en los teatros con esa condición no lucrativa, los espectadores pueden ver "Pygmalion", "The Ritz", "Mauritius" y "Cymbeline".

Este parón ha hecho que el céntrico Times Square de Manhattan, una zona en donde están ubicados la mayor parte de los teatros, se encuentre bajo mínimos, y con muchos turistas nacionales y extranjeros que con sus entradas compradas no han podido ver los espectáculos.

Ante el cariz que toma la situación, la cercanía de la temporada navideña y las pérdidas que ello puede suponer para la ciudad, el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, ha ofrecido su mediación y ha asegurado que "la ciudad hará todo lo posible por ayudar" a superar la crisis, que le puede costar unos 15 millones de dólares diarios de ingresos.

Bloomberg, además, considera que los turistas seguirán llegando a Manhattan haya huelga de teatros o no, aunque ese sea uno de los grandes atractivos de la ciudad, entre otros.