Arturo Estrada / Vanguardia
Coahuila ocupa uno de los primeros lugares a nivel nacional en fallecimientos de mujeres por cáncer de mama.
En parte, según información de la Secretaría de Salud federal, se debe al estilo de vida que predomina en la entidad.

La SSA cataloga al cáncer de mama como un problema de salud emergente, debido, entre otros factores, a las dietas ricas en grasas, cambios en el estilo de vida y el retraso de la edad promedio de la maternidad.

"Esta patología ocupa el segundo lugar como causa de muerte en la población de 25 años y más, al ocasionar 4 mil 269 fallecimientos anuales, con una tasa de incidencia de 15.31 por cada 100 mil mujeres, siendo la población de 50 a 54 años la que concentra el mayor número de muertes", señala el informe.

Los estados con mayor incidencia son, en orden descendente, Baja California Sur, Coahuila, Jalisco, Chihuahua, Sonora, Nuevo León, Sinaloa, Nayarit y Colima.

Cada año se diagnostican más de 100 mil casos de cáncer, siendo los más frecuentes en la mujer el cérvico uterino, mama, ovario y tubo digestivo, mientras que en los hombres el de próstata, pulmón, estómago e hígado, por lo que esta enfermedad constituye la segunda causa de muerte en nuestro país.

El cáncer cérvico uterino es la principal causa de muerte entre la población femenina de 25 años y más, al registrarse más de 4 mil muertes anuales, lo que se traduce en 12 fallecimientos diarios.

Esta patología se puede prevenir a través del estudio citológico cervical como es el papanicolau. En los últimos años, México ha logrado avances significativos en este rubro, al obtener una cobertura del 80 por ciento en la población femenina mayor de 25 años en 2006.

En los últimos seis años se han realizado, a nivel nacional, 34.4 millones de citologías cervicales, es decir, 3 millones más que en la década anterior, es así como más del 60 por ciento de los casos son detectados en las etapas iniciales de la enfermedad, donde son totalmente curables.