Los Angeles.- Agentes policiales mataron a un hombre que se había atrincherado en su casa luego de ultimar a un policía y de haber dicho que mató a tres de sus familiares.
Cinco personas, entre ellas un policía y el hombre armado, perdieron la vida, dijeron las autoridades.

El hombre se había atrincherado en su casa desde las 9 de la noche del miércoles.

Horas después los policías lanzaron gases lacrimógenos en la vivienda y la embistieron con un leño de madera.

Menos de 90 minutos después, la vivienda ardía en fuego. El subdirector policial Jim McDonnell dijo que los agentes intercambiaron disparos con el sujeto y que éste murió.

El individuo fue llevado a un hospital donde fue declarado difunto, dijo McDonnell.

El hombre se había atrincherado en su casa luego de decirle a la policía que mató a tres de sus familiares.

Cuando la policía llegó al lugar intercambió disparos con un equipo SWAT. En el enfrentamiento murió un agente y otro resultó herido. El episodio comenzó a las 9 de la noche del miércoles y continuó el jueves hasta casi el mediodía.

La vivienda estaba rodeada por más de 200 agentes.

Los agentes fueron abaleados en el interior del hogar poco después de llegar al lugar, dijo McDonnell. La policía logró sacar a los agentes de la casa, y los llevó al Centro Médico Northridge.

Uno falleció en la madrugada, dijo McDonnell, mientras que el otro está gravemente herido aunque se espera que sobreviva.