Irlanda llora la injusticia cometida por la FIFA al negarle la oportunidad de repetir el partido que lo eliminó de Sudáfrica por una flagrante mano de Henry
La FIFA rechazó el viernes una solicitud de Irlanda para repetir el partido contra Francia por la clasificación mundialista, aunque Thierry Henry dijo que volver a disputar el encuentro sería la "solución más justa" para resolver el escándalo generado por su jugada en la que tocó la pelota con la mano antes del gol decisivo.

Al descartar la apelación de la federación irlandesa y la presión de figuras del fútbol mundial, la FIFA señaló que no puede interferir y confirmó la decisión del árbitro de avalar el gol que le dio a Francia el empate 1-1 y el boleto a Sudáfrica.

"El resultado del partido no puede ser cambiado y no se puede repetir el partido", informó en un comunicado el organismo rector del fútbol mundial. "Como se menciona claramente en las reglas del juego, durante los partidos, las decisiones las toma el árbitro y estas decisiones son finales".

La federación francesa de fútbol también rechazó una solicitud de la federación irlandesa para repetir el encuentro, indicó que "entiende la desilusión y amargura de los jugadores irlandeses" pero destacó que el veredicto de la FIFA es final.

Henry dijo "por supuesto que la solución más justa sería repetir el partido, pero eso está fuera de mi control", señaló el delantero del Barcelona en un comunicado enviado a la prensa británica.

"Naturalmente me siento avergonzado por la forma en que ganamos" concluyó.