Círculo de Oro: Lourdes Naranjo, voluntaria

Apoya a los otros sin esperar nada a cambio y nos da una gran lección de vida ¿No lo crees? Ella es Lourdes Naranjo una de las #SaltillensesConGranCorazon

Círculo
/ diciembre 20, 2020 - 06:49

En el último recurso, a donde las personas llegan cuando ya no tienen otra opción, fue ahí donde Lourdes encontró una oportunidad para seguir haciendo lo que ama y a un grupo de aliados con quienes comparte una misma meta: dar con dignidad. Para quienes habitan en la soledad de haber olvidado su propio valor, un plato de comida puede ser de ayuda pero alimentar el alma es la misión que se ha fijado junto al padre Antonio y todos los voluntarios del Convento de los Mínimos. ¿Cómo se ve el “alimento para el alma”? Es la palabra de aliento a la familia migrante que no sabía que podía encontrar un refugio en esta ciudad hasta que echando mano de su experiencia, Lourdes los guió; es el perdón que se da a sí mismo el joven adicto cuando lo presentó a un nuevo hogar; y son sus oídos atentos a las últimas historias de un abuelito sin nietos ni hijos con quienes compartir. Sabe que nadie es imprescindible pero mientras siga siendo ella la que está, vive para darles la honra que por derecho les pertenece y que el hambre les había hecho olvidar.