Durante cinco meses un "experimento inédito" convertirá los espacios públicos de la capital mexicana en escenarios artísticos y a sus moradores en protagonistas y creadores, informaron hoy los organizadores de esta iniciativa.
"Peatonal. Encuentro de arte y política en el espacio público", que comenzará el 16 de mayo y se extenderá hasta octubre, será un encuentro multidisciplinario que se desarrollará en parques, plazas, monumentos, la vía pública, el transporte colectivo y hasta una unidad habitacional popular. Este encuentro acercará la cultura "a las clases menos favorecidas" y se desarrollará "allí donde momento a momento la sociedad se observa, se identifica y se construye", dijo Samuel Mesinas, director general del megaproyecto. Entre mayo y julio, se llevarán a cabo los proyectos Periferia, Danza Minuto y Ruta Crítica Metropolitana, explicó en conferencia de prensa Carlos Prieto, director artístico. Cada sábado, 20 grupos de danza presentarán su trabajo en concurridas estaciones de metro, donde también se colocarán cabinas con cámaras de video para que la gente dé sus propuestas. En el centro de la capital, la zona de Tlatelolco, donde se fusionan las culturas prehispánica, colonial y contemporánea, jugará un papel importante. Ahí, donde ocurrió una matanza estudiantil en 1968, tendrá lugar una "reconstrucción de la memoria", que va desde relatos cotidianos hasta sucesos históricos. El proyecto "Hilvanar" reunirá anécdotas de los ancianos, que luego serán proyectadas, en tanto que los lugareños darán forma con sus historias y música a "Radio ambulante". En el sur de la ciudad, afuera del Estadio Azteca, el artista Iker Vicente montará una instalación interactiva sobre la escultura "El sol rojo" de Alexander Calder. En ella una paloma recorre una especie de laberinto de alambre. De acuerdo con los organizadores, entre ellos la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el gobierno de la ciudad, "Peatonal" también pretende ser un espacio de crítica social y política.
La instalación "Reconstruyendo el muro" hará una metáfora de las problemáticas de la vivienda. Para ello, colocará temporalmente cientos de andamios y maderas alrededor de un inmenso busto del ex presidente Benito Juárez, ubicado en una de las zonas más pobres e inseguras de la ciudad. Tendrá una extensión de 72 metros de largo, 11 de alto y seis de ancho. En un ciclo de debates, un grupo de especialistas, como el escritor Carlos Monsiváis, discutirá la influencia de los medios en el espacio público o el planteamiento político desde la estética, entre otros temas.