Ramallah (Cisjordania).- La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, expresó hoy su apoyo al presidente palestino, Mahmud Abbas, en medio de sus esfuerzos para fortalecer su posición frente a Israel y los mismos palestinos.
"Estados Unidos apoya a la Autoridad Nacional Palestina como único gobierno legítimo del pueblo palestino y como socio para una solución de dos Estados", dijo Clinton tras reunirse con Abbas en Ramallah, en su primera visita a la cúpula palestina tras su nombramiento.

En las primeras semanas del gobierno del nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, los palestinos han pedido a Washington que intervenga para que Israel paralice la ampliación de los asentamientos judíos en Cisjordania y el sector oriental ocupado de Jerusalén, elimine las barreras en Cisjordania y levante el bloqueo de la Franja de Gaza.

Acerca de los asentamientos, la jefa de la diplomacia estadounidense dijo: "Trataremos el tema, pero debemos esperar a que haya un nuevo gobierno en Israel".

Durante la conferencia de prensa conjunta con Clinton, Abbas instó a Irán a no interferir en asuntos internos palestinos. "Exigimos que cese la intromisión en nuestros asuntos, porque sólo profundizan la disputa", dijo Abbas.

Irán se encuentra entre los principales patrocinadores de la organización islamista palestina Hamas, que en junio de 2007 tomó por la fuerza el poder en la Franja de Gaza, expulsando de las instituciones de gobierno y de seguridad a los funcionarios afines a Abbas y su movimiento Al Fatah.

Como ya hizo el martes en sus conversaciones con los líderes israelíes, Clinton se pronunció de nuevo a favor de que se llegue a una solución de dos Estados en Cercano Oriente, es decir, la creación de un Estado palestino que pueda vivir en paz junto al ya existente Estado judío.

"La Administración Obama desea involucrarse enérgicamente a favor de la paz en la región", dijo Clinton, señalando no obstante que, pese a dichos esfuerzos, deberán ser las partes en conflicto las que lleguen a un acuerdo.

"Un niño en Gaza tiene el mismo derecho a visitar un médico, ir a la escuela o tener un techo sobre su cabeza que otro niño en cualquier otro país", afirmó la secretaria de Estado, quien tras su visita a Cercano Oriente participará mañana jueves en una reunión informal de ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN en Bruselas.

Clinton también consideró que, en Cisjordania, los padres tienen derecho igualmente a un buen trabajo, una vivienda adecuada y a disponer de los medios necesarios para poder decidir sobre su futuro. Abbas reiteró la disposición de la Autoridad Nacional Palestina de proseguir también con el próximo gobierno israelí los esfuerzos de llegar a una solución al conflicto basada en la Hoja de Ruta, el plan internacional de paz.

"Respetamos la elección del pueblo israelí, pero exigimos un compromiso frente con la Hoja de Ruta y una solución de dos Estados, así como una paralización en la construcción de asentamientos y la retirada de barreras y controles callejeros en Cisjordania", afirmó. Abbas dijo además que aspira a formar un gobierno de unidad con

Hamas y que dicho gabinete se comprometa con el procesode paz. El líder palestino afirmó además que las elecciones parlamentarias y presidenciales deberán tener lugar antes del 24 de enero del año que viene.

Según el presidente palestino, también habló con Clinton sobre la necesidad de que Israel abra las fronteras de la Franja de Gaza, para facilitar el abastecimiento de la población. En Ramallah, Clinton se reunió también con el primer ministro palestino en funciones, Salam Fayad.

El líder derechista israelí Benjamin Netanyahu, quien recibió el encargo de formar gobierno tras las elecciones del pasado 10 de febrero, no ha mostrado por el momento su apoyo a una solución de dos Estados, aunque aboga por mantener un diálogo político con los palestinos.

Clinton afirmó el martes en Israel que una solución de dos Estados es "ineludible".