Disfrutan saltillenses día de asueto en familia

Coahuila
/ 17 septiembre 2021

En este día prefieren consumir alimentos regionales, preparados lo más casero posible

El día de asueto con motivo del 211 aniversario de la Independencia de México, los saltillenses salieron a la calle en familia para pasear entre los parques y aceras del Centro Histórico, así como también, algunos otros acudieron a tomar el almuerzo o la comida en distintos restaurantes de la zona.

Algunos de los paseantes comentaron a VANGUARDIA que el gusto por ir a festejar en algún lugar público ha sido tradicional, sobre todo porque buscan descansar de la cocina y convivir con familiares y amigos, pese a la pandemia.

Según explicaron, en este día prefieren consumir alimentos regionales, preparados lo más casero posible; entre los platillos más mencionados mencionaron el pozole, tostadas, tacos de carne asada, enchiladas y asado con arroz.

Coincidieron en manifestar que este día es un festivo atípico, ya que no se llevó a cabo el tradicional desfile de Independencia, sin embargo, consideraron que ya se va a hacer costumbre, pues es el segundo año consecutivo que no se lleva a cabo.

Hay algunas otras familias que prefirieron festejar desde sus casas, en un ambiente hogareño y de descanso.

BAJAS LAS VENTAS

DE ARTÍCULOS PATRIOS

Por lo menos dos vendedores ambulantes de banderitas, trajes típicos para niños, cornetas, collares, entre otros artículos, comentaron que en este año la venta no ha sido la mejor.

“Hemos batallado mucho para vender estas mercancías, en años pasados se movía más pero ahora ya casi no porque la gente ya no hace fiestas”, dijo Roberto Juárez quien acude al crucero de Francisco Coss y Emilio Carranza a vender estos artículos.

Dijo que por lo menos un 80 por ciento es lo que ha dejado de venderse desde el año pasado a la fecha, explicando que en los años anteriores las ventas oscilaban en hasta 30 mil pesos, pero con la pandemia el presupuesto se redujo a los 9 mil pesos.

El gusto por ir a festejar en algún lugar público ha sido tradicional, sobre todo, porque buscan ‘descansar de la cocina’ y convivir con familiares y amigos pese a la pandemia.