En Coahuila el 29 por ciento de puestos importantes son ocupados por mujeres

Coahuila
/ 15 septiembre 2021

En este ranking, Coahuila ocupa el lugar número 14 con mayor porcentaje de mujeres ocupando puestos titulares de instituciones públicas en el país

Pese a que la paridad de género en Coahuila existe tanto en las Secretarías gubernamentales y el Congreso del Estado, así como cargos de elección popular, el INEGI dio a conocer que en cuanto a direcciones y altos cargos de toma de decisiones, apenas el 29 por ciento de los puestos son ocupados por mujeres.

En este ranking, Coahuila ocupa el lugar número 14 con mayor porcentaje de mujeres ocupando puestos titulares de instituciones públicas en el país.

Las entidades con mayor porcentaje de funcionarias en puestos relevantes en la toma de decisiones son Morelos, Ciudad de México y San Luis Potosí con 45 por ciento las dos primeras y 37 por ciento la tercera, de mujeres ocupando estos puestos públicos.

De acuerdo con los datos, las instituciones donde mayormente laboran a nivel nacional son las instituciones para promover la igualdad y la discriminación donde el 95 por ciento de la plantilla son mujeres, y después están las instituciones de Arte y Cultura con 39 por ciento y las observadoras de la función pública.

En ese sentido, el INEGI toma en cuenta para dicha evaluación un total de 61 instituciones del Estado de Coahuila.

En contraparte, esta misma información indica que en el tema de la operatividad, las mismas instituciones son mayormente ocupadas por mujeres, pues las vacantes son del 51.8 por ciento ocupadas por las mismas.

Y en esta parte, de igual forma la institución donde más se ocupa laboralmente a mujeres dentro de la plantilla general son las de igualdad y discriminación, donde se encuentra el 79 por ciento de las vacantes ocupadas por mujeres, y después están las instituciones de salud y desarrollo social con 62 por ciento y 61 por ciento de puestos ocupados por mujeres, respectivamente.

En Coahuila la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres fue aprobada por el Congreso del Estado en 2018, y impulsa la creación de mecanismos de erradicación de la discriminación con base en el sexo.

Lo anterior, sin importar condición en cualquier ámbito de la vida y procurando el enfoque en las esferas política, civil, laboral, económica, social y cultural.

Asimismo, propone instaurar lineamientos y mecanismos que orienten a las instituciones y a las autoridades competentes del Estado hacia la igualdad sustantiva de mujeres y hombres en los ámbitos público y privado.

Las obligaciones establecidas en esta ley serán de aplicación a toda persona, física o jurídica que se encuentre en el Estado.