Proponen ‘sacarle la vuelta’ a Los Chorros; estrategias para enfrentar el tramo de mala fama

Coahuila
/ 9 diciembre 2021

Habilitar carretera Huachichil-Derramadero y operativos en zona de
conflicto es lo que propone la Conatram para realizar trayectos más seguros

Para disminuir más del 30 por ciento de tráileres que pasan por el tramo “Los Chorros”, la Conatram Región Sureste de Coahuila, propone habilitar la carretera Huachichil-Derramadero y cambiarle su categoría haciendo adecuaciones a fin de tener otra opción para llegar a la Zona Metropolitana de Saltillo y también continuar el recorrido por el Libramiento Norponiente si van rumbo a Estados Unidos.

Alfonso Galán García, delegado en la región Sureste de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos, explicó que además en la carretera 57, desde la caseta de Puerto México, debe existir mayor vigilancia de parte de la Guardia Nacional, así como operativos carrusel cuando exista mayor tráfico y en temporada invernal y de lluvias, para asegurarse de que todos mantengan una baja velocidad.

Cuando los tráileres vienen por la carretera 57, desde el centro del país y vienen a la Zona Metropolitana de Saltillo -principalmente sus áreas industriales-, así como continuar su itinerario rumbo a la frontera a Nuevo León, forzosamente deben pasar el tramo “Los Chorros”, en Arteaga.

HABILITAR CARRETERA

Sin embargo, más del 30 por ciento de ese tráfico podría desviarse por la carretera Huachichil-Derramadero (Sur de Saltillo), porque muchos van a esa zona o bien a la Zona Industrial de Ramos Arizpe; en el caso de los que no vengan al Sureste de Coahuila, pueden continuar su recorrido por el Libramiento Norponiente, tomar la autopista Saltillo-Monterrey o la carretera libre y continuar su recorrido a Nuevo León o la frontera.

Pero para hacer realidad esta propuesta se tendría que reconvertir la carretera Huachichil-Derramadero, que es tipo “C”, y en la cual no se permite el tráfico de tráileres con cajas largas, ni tampoco doble semi remolques o también conocidos como “full”.

LOS CONTRATIEMPOS

De acuerdo con Alfonso Galán, la carretera está en buenas condiciones, sin embargo es de un carril por sentido y en la mayor parte de su recorrido no cuenta con acotamiento.

Las adecuaciones serían mínimas: mayor señalización, una permanente vigilancia para que se respeten los límites de velocidad y en algunos tramos quizás hacer áreas para cuando los tráileres sufran fallas y puedan tener paraderos.

Actualmente el transporte de carga de caja larga y tipo “full” o doble semi remolque tiene que descender por “Los Chorros”, tomar el Libramiento Carbonera y enseguida el Libramiento Norponiente para llegar a Derramadero o la Zona Industrial de Ramos Arizpe, con lo cual hace más rodeo, correo mayor riesgo y es más costoso.

OPERATIVOS PERMANENTES

La otra parte que se recomienda es contar con operativos tipo carrusel desde Puerto México hasta el entronque con la entrada a la cabecera municipal de Arteaga por parte de la Guardia Nacional para mantener velocidad moderada de automovilistas y autotransporte.

Explicó que si bien en la autopista Saltillo-Monterrey se montó un operativo de reducción de carril en el descenso también pronunciado cerca de la caseta rumbo a Laredo, este no sería conveniente en el caso del tramo Los Chorros, porque podría ocasionar un conflicto vial mayor al que existe por la cantidad de tráfico.

En el caso de la autopista de Monterrey se forman largas filas, pero su pendiente es menos pronunciada, en el caso de la carretera 57 al hacerse filas se podría provocar un accidente, por eso es más conveniente un operativo y vigilancia permanente para reducir los accidentes.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio