Se disparan en Coahuila enfermedades venéreas; registran ‘boom’ en este año: Salud

Saltillo
/ 12 julio 2021

Sífilis, gonorrea y herpes reportan considerable alza en 2021. Casos de VIH llevan un ritmo con el que superarían a 2020. CIJ alerta de riesgos en salud

Las enfermedades venéreas se dispararon al cierre de junio de este año, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud federal.

Tres de las enfermedades sexuales más conocidas, como son la sífilis, la gonorrea y el herpes se han incrementado considerablemente este año en comparación con 2020.

En el caso de la sífilis adquirida, de acuerdo con la cifras oficiales, en los primeros meses seis del año se han registrado 89 nuevos casos (50 en mujeres y 39 en varones), mientras que durante todo 2020 se contabilizaron 37 casos. Con lo cual se ha incrementado 140 por ciento. 

Mientras que el registro de gonorrea también va al alza. Al cierre de junio de 2021 ya se cuenta con 48 nuevos casos en mujeres y 21 en hombres, para un total de 69 coahuilenses. Mientras que el año pasado sólo se reportaron 41 nuevos contagios. Es decir, en este año se han incrementado 68 por ciento, considerando que aún faltan seis meses para terminar el año.

En el caso de los contagios de herpes genital, en este 2021 se contabiliza un acumulado de 74 nuevos casos, 29 en hombres y 45 en mujeres. Mientras que en todo 2020 se reportaron 65 contagios, es decir, en 2021 han aumentado 13 por ciento.

$!Se disparan en Coahuila enfermedades venéreas; registran ‘boom’ en este año: Salud

Por su parte, con las infecciones por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) se reportan 31 casos en los cuatro diferentes estadios clínicos. En todo el año pasado se contabilizaron 42 contagios, por lo que de continuar el ritmo que se lleva en este año, podrían rebasarse.

De acuerdo al Centro de Integración Juvenil, los jóvenes ejercen su sexulidad cada vez a más temprana edad, lo que los vuelve más vulnerables frente al embarazo y las infecciones de transmisión sexual, debido a su baja percepción del riesgo.

Esto, pese a las campañas de prevención y sexualidad responsable que implementan las autoridades, ofreciendo preservativos de forma gratuita y charlas escolares.