Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Sin derecho al agua. Los saltillenses marginados que ahora son más visibles.

Semanario
/ 25 octubre 2021

En la capital de Coahuila, una empresa mixta administra el sistema de agua potable desde hace 20 años. Los indicadores macro han mejorado de forma sustancial en ese tiempo, pero no se ha logrado cambiar la realidad de quienes siguen sin tener acceso al agua.

Hace un cuarto de siglo era común reseñar en Saltillo manifestaciones de madres de familia que, cubetas en mano, cerraban calles para hacer visible la falta de agua y forzar a las autoridades a darles una respuesta. Esas estampas son hoy un recuerdo solamente.

Y es así porque en 2001, cuando en la capital de Coahuila vivían unas 580 mil personas y apenas el 10 por ciento de ellas recibía agua todos los días -y solo durante unas cuatro horas en promedio- se decidió experimentar una solución de fondo: invitar a una empresa privada para que administrara el sistema.

Así se conformó una sociedad entre el gobierno municipal -encabezado entonces por Óscar Pimentel González- y la empresa Aguas de Barcelona, dando paso al surgimiento de la empresa mixta Aguas de Saltillo (Agsal), de la que el gobierno municipal es accionista mayoritario.

Dos décadas después, los indicadores de desempeño de Agsal muestran una realidad muy distinta: con cerca de 900 mil personas viviendo en la mancha urbana, el sistema entrega el agua, por más de 20 horas al día, a más del 90 por ciento de los usuarios.

$!Sin derecho al agua. Los saltillenses marginados que ahora son más visibles.
COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie