Un viacrucis transitar por el bulevar Eulalio Gutiérrez, al norte de Saltillo

Coahuila
/ 20 septiembre 2021

Algunos conductores consideraron que es necesaria la presencia de patrullas o elementos de Policía y Tránsito Municipal para que puedan agilizar el paso de los vehículos

No solo en las calles estrechas de la zona centro hay tráfico y embotellamientos, esto también se sufre en las grandes avenidas.

Actualmente frente al bulevar Eulalio Gutiérrez se construye un supermercado de cadena nacional, por lo que la prohibición de la vuelta hacia la derecha de forma continua para desahogar el tráfico “desquicia” a cientos de conductores que diariamente transitan por el lugar.

Es durante las “horas pico” cuando la fila de vehículos en espera de la luz verde para avanzar, se alarga por kilómetros sobre el citado bulevar, entre Pedro Figueroa y Luis Donaldo Colosio.

En ese tramo los conductores deben esperar pacientemente que el semáforo permita continuar su camino sin quebrantar el Reglamento de Tránsito Municipal y no continuar en marcha a la derecha para evitar algún accidente con los vehículos que circulan de forma contraria y podrían dar vuelta en esta misma dirección.

Algunos conductores consideraron que es necesaria la presencia de patrullas o elementos de Policía y Tránsito Municipal para que puedan agilizar el paso de los vehículos en estas avenidas, pues pese a que sí hay algunas ballenas fluorescentes que limitan la construcción, el tráfico es el mismo al no poder dar vuelta a la derecha.

Ante la desesperación por llegar a su destino, algunos conductores prefieren faltar a la ley para continuar su paso con vuelta a la derecha continúa pese a que, en este caso lo prohíbe la ley.

La vuelta continua en este caso no aplica, por el riesgo que representa.

¿Y EL PEATóN?

Sobre el centro comercial que se construye frente a este transitado bulevar, la problemática también impactará al ciudadano de a pie, quien deberá arriesgar su vida para pasar de un lado a otro, situación que deberán atender las autoridades correspondientes.

El tráfico vial actualmente se vive en cualquier parte de la ciudad sin que haga falta que sean horas pico o que haya escuelas; frente a los planteles escolares en tiempos prepandemia era común que a la hora de salida de los alumnos los padres de familia provocaban enormes embotellamientos, situación que poco ha cambiado con la pandemia.

La situación, según algunos conductores, vendrá a complicarse aún más a finales de octubre cuando al menos el 90 por ciento de estudiantes haya retornado a las escuelas, con esto, se dijo, el transporte urbano tendrá que incrementar el número de unidades en circulación; actualmente solo presta servicio el 40 por ciento de “combis” (unas 300), por lo que la zona centro será la más afectada, ya que por ahí circula la mayoría de las rutas.