Jesús Jiménez
Saltillo, Coah.- Saltillo, Coah.- Porque Coahuila necesita tranquilidad, pero sobre todo armonía para seguir trabajando y avanzando, representantes de la Iniciativa Privada llamaron a la cordura al gobernador Humberto Moreira y a los legisladores y dirigentes panistas, a quienes invitaron a deponer el clima de enfrentamiento.
"Yo haría un llamado al diálogo, ya que ambas partes tienen la inteligencia, calidad humana, el prestigio y la prestancia necesarias para comprender que va de por medio el bien de Coahuila y la buena marcha del estado", expresó
Jorge Verástegui Saucedo, presidente de la Coparmex Saltillo.

"Creo firmemente que el diálogo tumba todos los obstáculos, y aquí no debe ser la excepción", aseguró el también secretario general de la Unión de Organismos Empresariales, quien consideró necesario no sólo detener, sino terminar con el conflicto surgido el día del Segundo Informe del Mandatario estatal.

Isidro López Villarreal, presidente de la Canacintra Coahuila-Sureste, expuso: "Es muy importante que tengamos calma, y esto va tanto para los panistas como para el gobernador Moreira, sabemos que hay ocasiones que se calientan los ánimos, pero creo que tenemos que pensar en el bien común y seguir trabajando por nuestra gente aquí en Coahuila".

Por su parte, César Valdés Ramos, director gerente de la Canaco-Saltillo, consideró "si bajo circunstancias normales es difícil la gobernabilidad, en condiciones de conflicto son muy pocas las cosas que se pueden sacar adelante, por lo que debe prevalecer el diálogo y la cordura, porque el estado necesita armonía para seguir trabajando.

"Creo que es momento de arreglar las diferencias, y no dejar que el conflicto vaya más allá, porque la primera responsabilidad de los actores de este conflicto es y será siempre con la gente, con la sociedad, con los coahuilenses que votaron por ellos", aseguró Valdés Ramos.

Rosa Ofelia Rodríguez, presidenta de la Asociación de Hoteles y Moteles de Coahuila, comentó: "Yo le pediría cordura al gobernador Humberto Moreira para que modere su vocabulario y ponga el buen ejemplo con una actitud positiva y de respeto, llamando al diálogo y al entendimiento, a las otras partes, con la madurez que requiere su investidura.

"Creo que el usar ese tipo de vocabulario y utilizar adjetivos como los de `niñas', al referirse a sus detractores, no es lo que esperan los coahuilenses de su gobernador, por lo que debe aplicar mesura y como ya señalé, llamar al diálogo", aseguró la dirigente empresarial.