Milenio
Las agresiones se dividen en cuatro tipos: sicológicas, físicas, sexuales y económicas, siendo esta última la corrupción y extorsión
En Coahuila como a nivel nacional, organizaciones de derechos humanos cada año presentan un informe en donde dan muestra del constante maltrato que reciben los migrantes, principalmente de manos de las propias autoridades, y que ubican como una de las entidades en donde más se violentan los derechos humanos.

Un reporte de la situación de los derechos humanos de los migrantes en tránsito por México, revela que Coahuila es el séptimo estado en donde más se violentan sus derechos y en donde reciben mayores abusos y maltratos.
Durante 2007 se presentaron en México al menos 3 mil 294 violaciones a los derechos humanos de los migrantes en tránsito, sólo en la ruta centro del país.

El estudio fue realizado por algunas organizaciones nacionales no gubernamentales, entre las que se encuentra la Casa Belén de Coahuila, Casa del Migrante; Humanidad Sin Fronteras y Fronteras con Justicia.

El diagnóstico, precisa que las agresiones contra los migrantes se dividen en cuatro: sicológicas, físicas, sexuales y económicas, siendo éstas últimas las que más se presentan, con mil 511, debido a que el principal motivo es la corrupción y extorsión

Después están las sicológicas, con mil 266 casos; las físicas, con 475, y las sexuales, con 42, revela el Cuarto informe sobre la situación de los derechos humanos de los migrantes en tránsito por México: 3 mil 294 sobrevivientes de la violencia de Estado.

Pastoral social ha emitido una serie de denuncias públicas sobre la actuación de las autoridades organismos gubernamentales y empresas de seguridad privada que siguen violando los derechos humanos de los migrantes.

Uno de los casos documentados se presentó el pasado 11 de marzo del 2009 en donde un grupo de migrantes fue interceptado en la Alameda por policías municipales de Saltillo y les quitaron 6 pesos, que era el único monto con el que contaban amenazándolos de que si denunciaban los deportarían a su país de origen.

Este caso ya fue turnado a la Comisión Estatal de Derechos Humanos y aunque en el presente año ha representado un caso aislado, la diócesis de Saltillo condenó las agresiones que se cometen contra aquellas personas que en situaciones críticas transitan por el Estado con el objetivo de cruzar la frontera.

Es así que se exige a las autoridades de los estados en donde se han detectado casos de gravedad implementar acciones de vigilancia para inhibir estos hechos, donde se han cometido actos violatorios se mencionan Tabasco, Chiapas, Veracruz, Tlaxcala, Guanajuato, San Luis Potosí Tamaulipas y Coahuila. Durante 2008 y 2009 "Humanidad sin fronteras" detectó casos específicos en todo el país, que ha expuesto su preocupación ante estos hechos lo que los ha obligado a trabajar directamente en estas situaciones como son las persecuciones en ferrocarriles.