Lourdes de Koster
Trabajadores administrativos de la Universidad Agraria recrudecieron ayer las medidas de presión en contra de la Rectoría de esta casa de estudios.
Miembros del SUTUAAAN impidieron el paso a unidades vehiculares y colocaron banderas rojinegras en El Arco, para demandar la presencia del rector Jorge Galo Medina Torres en la mesa de negociaciones, para evitar que estalle la huelga la semana entrante.

Aunque áreas como el comedor y el transporte siguieron operando, el resto de los servicios se vieron interrumpidos para lograr la presencia del rector y alcanzar acuerdos que, según los sindicalizados no pueden concretarse porque los funcionarios que acuden a las revisiones no pueden tomar decisiones.

Desde las 8:00 horas, la dirigencia sindical que encabeza Armando Rodríguez se mantuvo en asamblea permanente y luego de algunas horas en el acceso principal de la institución, caminaron al edificio La Gloria, donde lanzaron consignas y fijaron la postura que mantendrán para la semana entrante que iniciará la última fase de este conflicto.

"Funcionarios ineptos, mejor dejen los puestos", "La huelga de la Narro, es culpa de Galo", fueron algunas de las frases de los integrantes del SUTUAAAN, que desde febrero de 2004 no llegan a huelga.

Cabe mencionar que el pliego de peticiones se depositó ante las autoridades federales en la Ciudad de México el 24 de diciembre de 2007, y en el texto se incluye la propuesta de incremento de 20 por ciento directo al tabulador de los salarios. La huelga estallaría la semana entrante.

Los 900 trabajadores manuales, administrativos, de campo y comedores, iniciaron la integración del comité de huelga que en caso de estallar, se encargaría de proveer de lo necesario y destruir un rol de guardias entre los agremiados.

La administración central

Jaime Lozano, secretario general de la Narro, dijo que se mantendrán abiertos al diálogo para lograr conjurar el movimiento de huelga previsto para las 14:00 horas del próximo 15 de febrero.

"Todo se concentra en los puntos de vivienda y lo que viene a ser el incremento a salario. eso es lo que nos tiene entrampados".

La Universidad no ha hecho propuesta salarial, pero adelantó que sería del 4.25 por ciento como se ha manejado en otras instituciones de nivel superior en el país.