Bogotá, Colombia.- Los colombianos votaban este domingo por 18.500 cargos regionales, en una elección en la cual la izquierda aspira a retener la alcaldía de Bogotá y la extrema derecha armada a afianzar su influencia política.
La votación de los 27 millones de electores habilitados transcurría, luego de cinco horas, en un clima de tranquilidad, tras una campaña violenta que estuvo marcada por el asesinato de 29 candidatos y denuncias sobre compra de votos.

Las urnas se abrieron este domingo en Colombia a las 08H00 locales (13H00 GMT) y tras cinco horas, los comicios transcurrían con normalidad y sin mayores tropiezos de orden público para los votantes que elegirán entre un abanico de 86.000 candidatos.

El presidente colombiano, Alvaro Uribe, dio inicio a las elecciones haciendo un llamado a sus compatriotas a abstenerse de elegir a candidatos aliados de los grupos rebeldes y rechazar la compra de votos denunciada por diversas organizaciones.

"La invitación es a votar en conciencia. Reitero que por el bien de la democracia, que nadie apoye a candidatos de la guerrilla y que se rechace la compra de votos", aseguró Uribe al sufragar a primera hora en la sede del Congreso, en la céntrica Plaza de Bolívar de Bogotá.

La lluvia en casi todo el territorio de Colombia marcó la jornada electoral y, según constató la AFP en varios puestos de votación, la participación en las urnas no era tan masiva debido a las precipitaciones.

Los comicios fueron antecedidos por una ola de violencia que dejó 29 candidatos asesinados en manos de grupos armados ilegales, pero este domingo según el ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, no se había registrado ningún hecho violento de consideración.

Mientras, voceros de las Fuerzas Militares señalaron que la operación para garantizar la buena marcha de la jornada avanza sin contratiempos con un total de 167.559 efectivos.

Uno de los casos de alteración del orden público, se registró en Argelia, municipio del departamento del Cauca (suroeste), donde los jurados y funcionarios de la Registraduría rehusaron abrir los comicios tras denunciar presiones por parte de las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas)

En otros hechos, según narró el ministro del Interior, Carlos Holguín, dos autobuses de servicio público fueron incinerados y dos torres de energía eléctrica voladas con dinamita en sectores del sureño departamento del Nariño, fronterizo con Ecuador.

Sectores de oposición acusaron este domingo al mandatario colombiano de actuar con inequidad frente a ese sector en las elecciones regionales.

"Al presidente (Uribe) se le olvidó que él es el símbolo de la unidad nacional. El martes vamos a presentar una acusación en la Cámara de Representantes en su contra por indebida participación en política y, en segundo lugar, por injuria y calumnia", señaló el congresista Jaime Dussán.

Dussán, cercano asesor del candidato a la alcaldía de Bogotá, Samuel Moreno
-que según las encuestas es el más firme candidato para hacerse a ese importante cargo-, acusó a Uribe de haberse pronunciado a favor de su aliado político Enrique Peñalosa y en detrimento de la candidatura de izquierda.

Según observadores cívicos, los comicios de este domingo están signados por ríos de dinero que desbordaron los topes impuestos por la ley y que son asumidos en muchos casos como cuota inicial para acceder a millonarios contratos y prebendas personales.

Una misión veedora de la OEA, presidida por el ex presidente argentino Dante Caputo, recorrió la mañana del domingo las poblaciones de Florencia y Puerto Asís, en el sur de Colombia, y se apresta a presentar un informe sobre los comicios.

Los comicios regionales del domingo en Colombia tienen una cifra inédita de 86.449 candidatos de 230 partidos que disputarán 18.527 cargos, de los cuales el más significativo es el de alcalde de Bogotá, considerado el segundo puesto de elección más importante del país.

Se disputan las gobernaciones de los 32 departamentos, alcaldías de 1.098 municipios, los 418 escaños de las asambleas legislativas provinciales, 12.030 de concejos municipales y 4.949 de las juntas de ediles.