Rolando Franco
Saltillo, Coah.- En un riesgo para la salud de los vecinos de la colonia Evaristo Pérez Arreola se ha convertido un basurero clandestino donde son depositados a la intemperie restos de fibra de vidrio.
El tiradero, ubicado a la entrada de la colonia, ha acumulado puertas de refrigeración cuyo material utilizado como aislante es la fibra de vidrio, la cual se encuentra expuesta a cielo abierto.

Aunque nadie pudo dar información sobre los propietarios del predio donde es arrojado el peligroso material, vecinos aseguraron que lleva más de un año instalado en el lugar trabajando impunemente.

Asimismo, manifestaron que eventualmente llegan camionetas cargadas de equipos de refrigeración en desuso y son arrojados al terreno donde posteriormente se destruyen para extraer el plástico y abandonar la fibra de vidrio.

De acuerdo con estudios serios en materia de salud, la fibra de vidrio es un peligroso material que al ser inhalado por las personas daña en cantidades altas los pulmones y todo el sistema respiratorio.

La fibra de vidrio (del inglés fiber glass) es un material fibroso obtenido al hacer fluir vidrio fundido a través de una pieza de agujeros muy finos (espinerette) y al solidificarse tiene suficiente flexibilidad para ser usado como fibra.

Sus principales propiedades son: buen aislamiento térmico, inerte ante ácidos, soporta altas temperaturas. Estas propiedades y el bajo precio de sus materias primas le han dado popularidad en diversas aplicaciones industriales.

Asimismo, disposiciones en materia de salud y medio ambiente obligan a quienes manejan este tipo de material a depositarlo en confinamientos especiales precisamente para evitar daños a la población y al entorno natural.

Sin embargo, este depósito clandestino lleva más de un año operando sin que autoridad alguna lo haya advertido.