Juan A González
El 14 de junio de 1965 The Beatles grabó la que sería la canción más interpretada en la historia de la música; a principios de ese año Paul McCartney soñó una melodía, al despertarse fue rápidamente al piano, puso a funcionar una grabadora de cintas e interpretó la melodía de su sueño par no olvidarla, tiempo después comentó: "Durante cerca de un mes fui a ver gente del negocio de la música, preguntándoles si conocían esa melodía. Fue como si hubiera encontrado algo que debía entregar a la policía. Pensé que si en unas semanas nadie la reclamaba entonces sería mía".
El 14 de junio de 1965 The Beatles grabó la que sería la canción más interpretada en la historia de la música; a principios de ese año Paul McCartney soñó una melodía, al despertarse fue rápidamente al piano, puso a funcionar una grabadora de cintas e interpretó la melodía de su sueño par no olvidarla, tiempo después comentó: "Durante cerca de un mes fui a ver gente del negocio de la música, preguntándoles si conocían esa melodía. Fue como si hubiera encontrado algo que debía entregar a la policía. Pensé que si en unas semanas nadie la reclamaba entonces sería mía".

Después de convencerse de que no había tomado la melodía de otra composición, McCartney empezó a escribir la letra que acompañaría la melodía. Originalmente, la canción tenía el título de "Scrambled Eggs" (Huevos revueltos) y al mostrársela a George Martin -su productor y arreglista-, éste le dijo que era una excelente melodía para ese nombre; así McCartney se puso a trabajar en otra letra y el 27 de mayo de 1965, acompañado de su novia de entonces Jane Asher, viajó a Portugal para pasar unas vacaciones en la ciudad de Albufeira, y fue ahí donde terminó de escribir la letra de la canción.

Se hospedaron en la casa de su amigo Bruce Welch, (integante del grupo Marvin, Welch & Farrary) donde McCartney tomó prestada una de sus guitarras acústicas para completar el trabajo de la canción que se convertiría en el décimo primer numero uno de The Beatles. Así surgió una de las más hermosas canciones de The Beatles y fue la primera composición oficial del grupo en donde un solo integrante grababa una canción por sí mismo y que fue acompañado únicamente por un cuarteto de cuerdas, que incluía dos violines, una viola y un violonchelo. Esta canción es "Yesterday" (Ayer).

La composición, que aparece en "Help!" (¡Ayuda!) -su quinto album- se diferencia notablemente de las producciones anteriores del grupo. En un principio McCartney y los otros Beatles probaron una gran variedad de instrumentos para su grabación, incluyendo la batería y un órgano, más tarde el maestro George Martin, con su gran "feeling" y conocimiento para los arreglos musicales, los convenció para que McCartney solamente tocara una guitarra española, y posteriormente incluyó el acompañamiento del cuarteto de cuerdas, así estos arreglos le dan a la canción un aire de tristeza y melancolía.

George Martin dijo posteriormente: "Esta canción no era en realidad una grabación de The Beatles y yo discutía eso con Brian Epstein, (el manager del grupo). Ya sabes, esa es una canción de Paul... ¿la acreditamos únicamente a Paul McCartney?", a lo que Brian contesto: "No, sea lo que sea nosotros no dividiremos a The Beatles", y esa fue la causa por la que quedó con los créditos acostumbrados: Lennon-McCartney, en ese entonces a Paul no le preocupó mucho ese acuerdo, pero al pasar el tiempo se ha molestado por que "su" canción aparece con dichos créditos. En 1980 Lennon explicó que a menudo se le daba erróneamente el mérito de haber escrito la canción: "Voy a los restaurantes y los grupos siempre están interpretando `Yesterday'.

Inclusive Yoko y yo autografiamos el violín de un músico en España, después de que él interpretara la canción. Él no podía entender que yo no escribí la canción". `Yesterday' es una canción sobre el amor de hijo a madre.

El sueño que había tenido Paul aquella noche que compuso la melodía fue con su madre, Mary Patricia Mohin, que murió el 31 de octubre de 1956, cuando él era un adolescente. Como ejemplo está una parte de la canción: "Why she had to go I don't know she wouldn't say, I said something wrong, now I long for yesterday" (Por qué tuvo que irse, no lo sé, ella no lo diría, dije algo mal y ahora anhelo el ayer).

"Yesterday" ha sido reconocida como la canción con más grabaciones en la historia de la música, en el "Libro Guinness de los Récords" aparece registrada con más de 3 mil 200 versiones diferentes hasta la fecha. Esta obra de arte no podía ser más que de los oriundos de Liverpool, que cambiaron la música y el mundo.