Voz Invitada
La buena: Calderón no irá al partido contra Uruguay. La mala: ya habló con Lula para asistir juntos a la final.

Claro que, de darse esa circunstancia, nadie lo va a criticar por estar off side. O sea fuera de su lugar: Los Pinos. Aparte de que asusta menos ver tiros de esquina que balaceras por todo el país. No es lo mismo un corner del Borrego Torrado que un cuerno de chivo.
La buena: Calderón no irá al partido contra Uruguay. La mala: ya habló con Lula para asistir juntos a la final.

Claro que, de darse esa circunstancia, nadie lo va a criticar por estar off side. O sea fuera de su lugar: Los Pinos. Aparte de que asusta menos ver tiros de esquina que balaceras por todo el país. No es lo mismo un corner del Borrego Torrado que un cuerno de chivo.

Y hay motivos para la esperanza: si ya no podemos comer barbacoa gracias al Cordero de Hacienda, al menos estamos a dieta de puré de Chícharo. No hay dinero para carne de res, pero vemos gratis al Conejo Pérez. Cuauhtémoc no falla el penal y ya está en los cuernos de luna, aunque a nadie penalice García Luna. Como quería Reyes Heroles, la mano de Javier Aguirre no se ve, pero se siente, mientras a Gómez Mont no se le siente, pero se le oye.

El triunfo sobre los galos sirve hasta para resolver conflictos diplomáticos: Sarkozy pedirá que a cambio de la francesita le entreguemos al "Chicharito". Si el Vasco le gana a Uruguay habrá que ponerlo en la SEP, porque la Maistra también es charrúa. Para ganarle a los de Montevideo bastaría con que, como a Bejarano, monten video contra Forlán, pero ahora la moda es la difusión de telefonemas como arma política.

Fidel Herrera ordenó telefónicamente miles de despensas, pero llenas de Chicharitos.

Quería que le grabaran la llamada, pero hasta las golondrinas del alambre estaban festejando en el Angel. Para aclarar que en ese alambre no había una Gaviota, salió en su defensa Peña Nieto. Y el comité nacional priista prometió que armará la gorda por el espionaje telefónico. Exige el gober veracruzano que castiguen a esas golondrinas, igual que a la pájara Carpinteyro que entregó las conversaciones de Luis Téllez.

Aunque no se vio muy convincente cuando insinuó que la voz del candidato Duarte la dobló uno de Los Polivoces: ¿y la suya Johnny Laboriel? Pero afirma que no le harán bueno el refrán ese de "Mal termina la campaña para el que ahorcan por Yunes". En fin, en la política y en el odio jarocho todo se vale.

Insiste Salud que sacarán de las escuelas la comida chatarra ¿Y la lideresa que está charra cuando? Pero si no eliminan totalmente las frituras, reducirán las porciones: ¿verdad del Osito Bimbo?... Según el Peje, su carnal Marcelo no escucha el canto de las sirenas: claro, con el ruido de las vuvuzelas imposible. ¿Y no habrá modo de que Sudáfrica silencie a las vuvuzelas y México al Perro Bermúdez?... Según la ONU, los polleros fronterizos ganan 6 mil millones de dólares al año: ¿y la tele que explota al Conejo, el Chicharito, el Borrego Torrado cuánto?... Falló la Corte que del incendio de la guardería Molinar Horcasitas y Bours no fueron responsables.

Pero no aclaró si fueron irresponsables. A poner en marcha un plan contra la pobreza vino la española Cristina, que es Infanta, aunque no parienta de Pedrito, pero cantó: "¡México Slimdo y querido!". Y en esa ceremonia, junto al hombre más rico del mundo se vio el dueño de Microsoft como un vil Gates.

Marco Antonio Flota