Tavo Neto
El mismo fin de semana del puente de la Independencia, que recomendamos por cable un programa especial en Telehit, hubo otro en Unicable muy recomendable.

Este se llevó a cabo en la emisión de la semana del nueve al 14 de septiembre de "Susana Adicción", el cual conduce la actriz y cantante coahuilense Susana Zabaleta, dedicado a los 42 años del Festival de Rock de Avándaro llevado a cabo los días 11 y 12 de septiembre de 1971, en el lugar del mismo nombre perteneciente al Estado de México.
El mismo fin de semana del puente de la Independencia, que recomendamos por cable un programa especial en Telehit, hubo otro en Unicable muy recomendable.

Este se llevó a cabo en la emisión de la semana del nueve al 14 de septiembre de "Susana Adicción", el cual conduce la actriz y cantante coahuilense Susana Zabaleta, dedicado a los 42 años del Festival de Rock de Avándaro llevado a cabo los días 11 y 12 de septiembre de 1971, en el lugar del mismo nombre perteneciente al Estado de México.

Dicho programa consistió en un panel de protagonistas del evento desde el cineasta Alfredo Gurrola, quien capturó junto a otros ocho colegas con cámara en mano el desarrollo del concierto de dos días de duración, al mencionado productor Luis de Llano, que fungió como uno de sus organizadores luego de haber estado estudiando en Estados Unidos y vivir de cerca un evento histórico de rock como lo fue el Festival de Woodstock en 1969, entre otros más.

Se tocaron puntos desde la relevancia musical hasta política del evento, que originalmente se había previsto como un Festival de "Rock y Ruedas", pero al agregarle primero un día más, con la presentación de dos grupos de rock que terminaron siendo un total de diez, los grupos tocaron ininterrumpidamente por dos días seguidos, ocasionando que el rock fuera satanizado como sinónimo de drogas y rebelión.

Así, grupos que incluyeron desde La Revolución de Emiliano Zapata hasta Three Souls in My Mind (hoy El Tri), se vieron forzados a partir de entonces a tocar de forma clandestina en "hoyos funkies", o viajando de pueblo en pueblo, como, por ejemplo, Botellita de Jerez tocó en la Plaza de Armas de Saltillo, traídos por los estudiantes de la Narro allá por 1987, justo hasta ese año emblemático de la década ochentera, en que explotó el movimiento de "Rock en tu Idioma", influenciado por los grupos españoles y argentinos que invadieron nuestras radiodifusoras, y fue hasta entonces cuando el rock mexicano vivió un segundo aire.

Con todo, mientras esa conmemoración de Avándaro se unía a los festejos patrios de la independencia, justo el día en que se cumplían 43 años de la muerte de uno de los artistas que más brillaron en el mencionado Festival de Woodstock, el célebre guitarrista afroamericano Jimi Hedrix, fallecido el 18 de septiembre de 1970, en México se daba a conocer la muerte a causa de cáncer de próstata de uno de los íconos de la Epoca Dorada del Rock and Roll, Johnny Laboriel, a los 71 años de edad. Laboriel brilló en este género, primero como parte de uno de los grupos más populares de los años 60, como lo fueron Los Rebeldes del Rock, para después hacerlo como solista y visitando inclusive Saltillo desde aquellos años hasta la primera etapa del "Rockoahuila" denominada entonces "Rocknibús". Descanse en paz.

Comentarios a: tavoneto69@yahoo.com.mx