Marcos Durán Flores
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Así inicia "Cien Años de Soledad", una de las más grandes obras de la literatura universal. De forma magistral, la novela de Gabriel García Márquez, narra la historia de la familia Buendía en el mítico pueblo de Macondo en donde alejados de todo y de todos, parecen destinados a la frustración eterna y a las tragedias sin fin.
Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Así inicia "Cien Años de Soledad", una de las más grandes obras de la literatura universal. De forma magistral, la novela de Gabriel García Márquez, narra la historia de la familia Buendía en el mítico pueblo de Macondo en donde alejados de todo y de todos, parecen destinados a la frustración eterna y a las tragedias sin fin.

En 1982, García Márquez originario de Aracataca, Colombia obtuvo el Premio Nobel de literatura y la descripción que usó el comité que le otorgó este galardón no podía describir mejor al gran Gabo: Por sus novelas e historias cortas, en donde la fantasía y el realismo son combinadas en un mundo de la imaginación, que refleja la vida y los conflictos de un continente.

Hace unos días, se cumplieron 10 años de que Vicente Fox vendiera a los mexicanos ilusiones de un México mejor, ofreciendo resolver las dificultades del país "hoy, hoy, hoy", Chiapas en 15 minutos y el crecimiento de la economía en 7 por ciento. Después llegó Felipe Calderón, prometiendo un millón de empleos al año, tal como Melquiades aseguraba en Macondo que el imán era la octava maravilla del mundo o como José Arcadio se convencía que el hielo era el gran invento de su tiempo.

Han sido 10 años en donde la economía mexicana creció en promedio 1.1 por ciento anual, cuando en el último año de Ernesto Zedillo, el crecimiento fue de 7 por ciento. Fue también la década en que caímos 18 lugares en competitividad al pasar del sitio 42 al 60.

Ha sido en estos 10 largos años en que Vicente Fox y Felipe Calderón juntos lograron crear un millón 200 mil empleos, cuando con Ernesto Zedillo se generaron más del doble: 2 millones 700 mil. La cifra se confirma al analizar las cifras de creación de empleo entre los años 1990 a 1999 en que el empleo creció un 190 por ciento y desde que el PAN llegó al Gobierno Federal del 2000 al 2009 creció 15 por ciento. El día de "hoy, hoy, hoy", 2.5 millones de mexicanos están desempleados.

Pero reconozcamos que en estos 10 años no todo ha caído. Los pobres aumentaron de 39 a 60 millones; los mexicanos en la economía informal de 10.3 a 12.6 millones; el precio del litro de gasolina un 57 por ciento al pasar de 5.27 pesos en 2001 a 8.28 en 2010 y la energía eléctrica en un 93 por ciento.

Además la deuda pública se duplicó al pasar de 138 mil millones a 300 mil millones de dólares, sucediendo lo mismo con el gasto burocrático del Gobierno Federal que creció en más del 100 por ciento. En el índice de corrupción mundial, los gobiernos del PAN también la aumentaron, al pasar del sitio 51 al 89.

El desempleo y la falta de oportunidades han sido el alimento principal para los altísimos índices de violencia que hoy vive nuestro país. En 10 años los secuestros aumentaron 100 por ciento, las ejecuciones 250 por ciento y los crímenes de periodistas 300 por ciento. A Felipe Calderón, 25 mil muertos le parecen poco por eso va por más.

En el final de "Cien Años de Soledad", a Aureliano Babilonia, se le revelan las claves y logra descifrar por fin los pergaminos de Melquiades. Ahí se encontraba, redactada en sánscrito, la historia de la familia Buendía escrita con cien años de anticipación. Macondo, era ya pavoroso remolino de polvo y escombros centrifugado por la cólera del huracán bíblico. Antes de llegar a su verso final, el último de los Aurelianos había comprendido que no saldría jamás de ese cuarto, pues estaba previsto que la Ciudad de los Espejos (o Los Espejismos) sería arrasada por el viento y desterrada de la memoria de los hombres en el instante en que Aureliano Babilonia acabara de descifrar los pergaminos, y que todo lo escrito en ellos era irrepetible desde siempre y para siempre porque las estirpes condenadas a cien años de soledad no tenían una segunda oportunidad sobre la tierra.

Hoy, la mayoría de los mexicanos, hartos de la ineptitud, la corrupción, la doble moral y la perversidad de los gobiernos del PAN, esperamos el 2012 para salir de este espejismo, dejar atrás los escombros, reconstruir esta gran nación y jamás dar otra oportunidad a esos que nos han condenado a pasar 10 años de soledad pero que en realidad nos han parecido cien.