Abundio Novello
Este día del padre tenemos, en materia de telenovelas, un festejo muy especial porque la semana cerró con un capítulo histórico con "la salida del closet" de una hija con su "recién descubierto" papá.
Este día del padre tenemos, en materia de telenovelas, un festejo muy especial porque la semana cerró con un capítulo histórico con "la salida del closet" de una hija con su "recién descubierto" papá.

El capítulo del viernes pasado de "Las Aparicio" (Cadena Tres, 22:00 de lunes a viernes) inició cuando a Hernán (Damián Alcázar), su hija Mariana (Eréndira Ibarra) le confirma sus sospechas con respecto a su homosexualidad, propiciando así un debate de quién había vivido más en la clandestinidad: si él como padre ausente por haberla abandonado al irse de revolucionario a Centroamérica o ella por ejercer abiertamente su lesbianismo. El mismo capítulo termina con una escena de amor entre Mariana y su amada Julia Aparicio (Liz Gallardo), que ya había anticipado de alguna manera su productor Epigmenio Ibarra a través del Twitter que era parteaguas en la televisión latinoamericana.

Bien vale recomendar otra vez este gran esfuerzo que están haciendo los creativos para una naciente empresa televisiva como Cadena Tres al brindarle al televidente una propuesta inteligente y propositiva del género.

Y es que a la manera que la productora independiente Argos lo hiciera en los 90, en aquel entonces asociada con TV Azteca, a través de memorables telenovelas como "Nada Personal" (1996), "Mirada de Mujer" (1997) y "La Vida en el Espejo" (1999), la ficción de sus historias era combinada con los sucesos más importantes de los días en que se transmitían los capítulos. Y así declaraciones como la de "los demonios andan sueltos" o la presencia en "Nada Personal" de "un pelón" que "desde lo oscurito" seguía moviendo los hilos de la política mexicana, son equivalentes a la conmovedora escena de dos de las jóvenes herederas de "Las Aparicio" al comentar sobre la controvertida resolución de esta semana de la Suprema Corte con respecto a la guardería ABC.

Es cierto, como dicen por ahí, no hay nada nuevo bajo el sol, y si bien desde sus créditos y voz en off de cada inicio de capítulo, "Las Aparicio" le debe como en su tiempo "le debió" Televisa a "Esposas Desesperadas" mucho de la trama de "La Alegría del Hogar", también le debe ingredientes de su argumento a películas como la brasileña "Doña Flor y Sus Dos Maridos" por aquello del marido que "se le aparece" a su viuda en medio de sus "encantamientos" para con un nuevo galán, pero es precisamente esa fusión propositiva de nuevos acercamientos al género de la telenovela y los seriales nacionales que vale la pena aplaudir, comentar y alentar.

Vaya desde aquí pues una muy calurosa felicitación a Epigmenio Ibarra, el "papá" de todo este "tinglado" que irónicamente conforma el matriacado de una enigmática familia de mujeres que han quedado viudas por razones inexplicables. ¡Feliz Día del Padre!

Comentarios a:
sopeoperas@yahoo.com