Armando Fuentes Aguirre "Catón"
Jean Cusset, ateo con excepción de la vez que enfermó de gravedad, dio un nuevo sorbo a su martini -con dos aceitunas, como siempre- y continuó:
Jean Cusset, ateo con excepción de la vez que enfermó de gravedad, dio un nuevo sorbo a su martini -con dos aceitunas, como siempre- y continuó:

-Dijo Flaubert que las tres cosas más bellas que hay sobre la tierra son el mar, el "Hamlet" de Shakespeare, y la música que para "Don Giovanni" escribió Mozart. De esas hermosuras, dos son obra del hombre, y una -el mar- es creación de Dios. No hay diferencia entre ellas, sin embargo. El hombre que es pleno hombre presiente el hálito de lo divino lo mismo en la inmensidad marina que en la grandeza de ese otro mar llamado Shakespeare, y en Mozart, cuya música tiene la misma belleza y majestad del mar.

Así dijo Jean Cusset. Y dio el último sorbo a su martini, con dos aceitunas, como siempre.

¡Hasta mañana!...