Jesús R. Cedillo
Paradoja: el periodismo está más vivo que nunca, pero siempre está contra las cuerdas, amenazado. La práctica del buen periodismo siempre será una piedra en el zapato del gobierno en turno; el buen periodismo siempre será el invitado "non grato", el prietito en el arroz. Los últimos atentados y agresiones a casas editoras y televisivas en Coahuila, dejan ver una vez más que el periodismo está vivo, aunque siempre amenazado.
Paradoja: el periodismo está más vivo que nunca, pero siempre está contra las cuerdas, amenazado. La práctica del buen periodismo siempre será una piedra en el zapato del gobierno en turno; el buen periodismo siempre será el invitado "non grato", el prietito en el arroz. Los últimos atentados y agresiones a casas editoras y televisivas en Coahuila, dejan ver una vez más que el periodismo está vivo, aunque siempre amenazado.

En algunas regiones más que en otras, el periodismo muestra signos alentadores que hacen pensar en que se puede librar batallas a favor de los lectores y ciudadanos y que éstas batallas efectivamente serán ganadas por los periodistas y por sus medios de comunicación.

Pienso en el periodismo aguerrido y en el frente de batalla que practica, por ejemplo, el joven reportero Marco Tulio Castro (quien hasta hace poco formó parte del cuerpo de redactores del mítico "Semanario Z", de Tijuana, cubriendo toda la información concerniente a los movimientos de los cárteles del narcotráfico) en la frontera bárbara de Tijuana. Pienso también en Deyanira Morán, periodista radiofónica que dejó las paradisiacas playas de Cancún, Quintana Roo, cuando le incendiaron su auto y allanaron su vivienda. Ahora la joven y bella madre de familia oficia en una radio capitalina en el DF, aunque piensa volver por sus fueros a una entidad donde la vida no vale.

Casos los anteriores poco conocidos, pero no menos espeluznantes que los episodios ya sobados y seguidos hasta el hartazgo por todos: el caso Wornat, Cacho. Lo anterior sirve para contextualizar dos esfuerzos de buen periodismo por internet que se están dando en este momento en la ardiente Monclova, Coahuila. El reportero de investigación Conrado García, quien suele lidiar con parias y haraganes de toda calaña (políticos, funcionarios, ex funcionarios, miembros del crimen organizado, sindicalistas ofuscados, etcétera), ha abierto un blog de hace pocos meses a la fecha, es www.barbarosdelnorte.blogsopt. com Aquí se puede leer una buena síntesis de todos aquellos aspectos espinosos que dañan la vida en la infernal Monclova.

Con una buena disposición y diseño en su blog y un mejor archivo de documentos, fotografías y gráficas, el reportero de investigación (quien aparece citado como principal fuente de consulta por la reportera Ana Lilia Pérez en el libro "Camisas azules. Manos negras") con su página se ha convertido en referencia ineludible para entender aquella región.

Esquina-bajan
La otra y buena opción de periodismo es la página www.monclovanet.com.mx esfuerzo editorial de la reportera Gloria Jaramillo. Rodeada de un pequeño equipo de colaboradores (un fotógrafo y una audaz y puntillosa reportera, la cronista Cyntia Moncada) documentan aspectos y noticias locales y regionales que a todos afectan. No obstante que este proyecto periodístico esjoven (inició apenas en febrero), ya goza de amplios y nutridos grupos de lectores en la red, lo cual viene a demostrar una vez más que el buen periodismo siempre es necesario. En esta página editorial hay punzantes crónicas y reportajes sobre la violencia intrafamiliar, la investigación de la nota roja por los periodistas de la región, una picante crónica de futbol sobre la felicidad y la miseria de nuestra Selección Mexicana y su triste papel en Sudáfrica (la periodista Cyntia Moncada, quien también colabora en "Día 7" a nivel nacional, la escribió con toda la mano) y en fin, temas de amplia repercusión en la sociedad. ¿Cuál fue el detonante, cuál fue el resorte qué movió a la directora de la página web, Gloria Jaramillo o bien, a Conrado García, el lanzar sus opciones periodísticas? Lo de siempre: algunos diarios tradicionales se están quedando atrás en información y redacción y los lectores necesitan opciones frescas para documentarse, leer y así, tomar mejores decisiones.

Letras minúsculas
Dos excelentes opciones de periodismo en línea en Monclova. Visítelas.