Ahora el Gober precioso
-y eso me da mucho gusto-
tras recibir ese susto
es el Gober perdidoso.
Ahora el Gober precioso
-y eso me da mucho gusto-
tras recibir ese susto
es el Gober perdidoso.