Notimex
Los gobernantes latinoamericanos y europeos que participaron en la V Cumbre América Latina, el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE) comenzaron a abandonar Lima en las últimas horas rumbo a sus países, o a un recorrido por las ruinas de Machu Picchu.
Uno de los primeros que dejó la capital peruana fue el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, quien viajó la noche del viernes de regreso a su país en un avión militar, tras la clausura de la cita internacional en el Museo de la Nación.

También dejaron Lima el presidente de Paraguay, Nicanor Duarte, y el mandatario electo de ese país, Fernando Lugo, quien fue presentado por el actual jefe de Estado al resto de los gobernantes latinoamericanos.

El éxodo de mandatarios y altos representantes de los 59 países latinoamericanos y europeos que participaron en Perú en la Cumbre continuará en las próximas horas, aunque algunos de los dignatarios aprovecharán el viaje para realizar turismo en el sur del país.

Es el caso de los cancilleres de Eslovaquia, Jan Kubis, y de Hungría, Kinga Goncz, quienes llegaron este sábado a la andina ciudad de Cusco para visitar las ruinas de la ciudadela inca de Machu Picchu.

Ambos funcionarios viajaron con parte de sus delegaciones y fueron recibidos en salones especiales del aeropuerto Alejandro Velasco Astete por la alcaldesa provincial del Cusco, Marina Sequeiros, y el director regional del Instituto Nacional de Cultura, Jorge Zegarra.

Tras la bienvenida, Sequeiros y Zegarra obsequiaron a los dos ministros un adorno del Niño Jesús de la Espina, unas monedas con la imagen del Intiwatana (reloj solar) y un varayoc, vara de mando indígena utilizada en la época de la Colonia.

Kubis y Goncz se trasladaron luego a la estación desde donde sale el tren de servicio turístico que lleva a Machu Picchu, elegida el año pasado como una de las siete maravillas del mundo moderno, previéndose su regreso a Cusco por la tarde en helicóptero.

Esta semana también visitaron las ruinas de la ciudadela inca el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso; el presidente de Guatemala, Alvaro Colom, y el primer ministro de Polonia, Donald Tusk.