Notimex
Villahermosa.- Magistrados del TEPJF dieron la bienvenida a las reformas constitucionales aprobadas por el Senado de la República que establecen el carácter permanente de las Salas Regionales, lo que contribuirá a desahogar la carga de trabajo de la Sala Superior.
Al participar en la mesa "Control de la Constitucionalidad en materia electoral", en la Reunión Nacional de Juzgadores Electorales, el magistrado del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) Flavio Galván Rivera aplaudió la medida.

Sin embargo reconoció que aún falta camino por recorrer, pues las reformas deben ser avaladas primero por la Cámara de Diputados y después por el Constituyente.

"Bienvenida la reforma al artículo 99 de la Constitución, que establece la posibilidad de competencia por delegación y por atracción", apuntó Galván Rivera.

Hasta ahora, las cinco Salas Regionales del TEPJF -una por cada circunscripción electoral- se mantenían en receso fuera del proceso electoral federal, lo que una vez aprobada la reforma no ocurrirá.

Además de que se deberá esperar a la adecuación de la legislación secundaria para conocer la distribución de competencia de cada una.

Por separado, el magistrado Manuel González Oropeza confió en que esta distribución del trabajo podría entrar en operación en 2008 y disminuir la carga de expedientes que llegan a la Sala Superior.

"Actualmente, como no funcionan de manera permanente, todo se concentra en la ciudad de México, y habiendo una distribución equitativa entre las salas regionales y la Superior, los recursos se facilitan, los tiempos se acortan y la administración de la justicia se beneficia", concluyó.

En su exposición, Galván Rivera planteó la posibilidad de revisar las atribuciones que tiene el TEPJF para ser el órgano responsable de dirimir las controversias laborales entre el Instituto Federal Electoral (IFE) y sus trabajadores.

Consideró que debido a que el asunto no es de carácter eminentemente electoral, correspondería a otro órgano jurisdiccional resolver esas controversias.